Historias de un pueblo “sin asfalto” y en el que “se conocían todos”  POROTA: LA HIJA DEL COMISARIO QUE CASI CAE PRESA POR ALBOROTAR LOS CORSOS

 

porota-bru-5

“Porota” Bru

Alguna vez la quisieron llevar presa a la comisaria. Fue en unos corsos en los que, irreconocible, participaba disfrazada de incógnito por los calles de Rawson. Sus amigas de juventud la habían convertido en un mamarracho andante  y, con un pequeño bastón en la mano, decidieron lanzarla a consideración de la gente. Los pibes la rodearon de inmediato y, mediante tirones de la ropa y corridas, trataron enseguida de descubrir su verdadera identidad.

 

El alboroto fue creciendo e, inevitablemente, despertó el celo vigilante del personal policial que actuaba aquella noche. Aniceto Iralde, uno de los agentes, decidió conducirla entonces a la comisaria del pueblo ante las amenazas de golpes que, con el pequeño bastón, la disfrazada desconocida parecía responder a los chicos bulliciosos.

El edificio de la comisaria, en el que se custodiaba a presos llegados de todo el Chubut, quedaba junto al río, muy próximo al viejo puente, donde actualmente funciona el Museo Policial. Y allí también vivía la chica, disfrazada aquella movida noche de carnaval, con su familia. La razón era muy simple: se trataba de la hija del comisario y, tal condición, hacía casi inverosímil, a los ojos del resto de la gente, que se animara a protagonizar tan ruidoso como inesperado espectáculo de carnaval.

En el camino, en la esquina de Luis Costa y Sarmiento, donde funcionaba el Banco de la Nación, sin embargo, el procedimiento se detuvo. Fue cuando María Nélida, la hija del comisario Anselmo Solussoglia, informó su verdadera identidad al policía interviniente. El azorado agente tragó saliva, ensayó rápidamente una disculpa y, de inmediato, dispuso la libertad de la disfrazada desconocida.

Tiempo de silbatos

El hecho ocurrió hace más de sesenta años y María Nélida se ríe hoy de aquel episodio de un tiempo en el que a su papá le decían “El Tata” y formaba parte de “la gloriosa policía del Territorio Nacional del Chubut”, de rondas nocturnas con silbato, la misma institución de la que formó parte también su marido Juan Luis Bru. Y por este apellido, seguramente, es más conocida por la gente en general, en particular si se le agrega el sobrenombre con el que se identifica para todos.

 

 

porota-bru-3

Porota con Omar Morón y Toribio González en su casa

“Porota” Bru, aquella jovencita disfrazada que casi termina presa a su propia casa, vive hoy en la calle Conesa, entre las avenidas San Martín y Sarmiento, rodeada por sus vecinos de siempre: las familias Rocamora, Santoro, Coronel, entre otras conocidas. Y en esa casa desgranó sus recuerdos de un Rawson en el que “se conocían todos”, muy diferente al actual, al que describió como “muy cambiado”. Lo hizo durante una edición especial del programa “Ecos de mi pueblo”, una producción con más de doscientas salidas, que se escucha  todos los sábados, entre las 8 y las 10, por FM Bahía Engaño.

 

 

El conductor Omar Morón, un batallador por el rescate y difusión de las historias de viejos pobladores, con el apoyo permanente de su colaborador Toribio González, se hizo presentes en la casa de “Porota”, quien una mañana de sábado recibió de esa manera el saludo de sus amigos y memoró sus recuerdos de vida, compartiendo mates, pastelitos y tortas con sus interlocutores.

El recuerdo de las monjas

“Porota” llegó a la capital del Territorio Nacional del Chubut, un pequeño pueblo sin asfalto en el que llovía mucho, en enero de 1947. Su padre, policía territoriano, había recibido ese  nuevo destino el año anterior  y la condujo, con el resto de la familia, a ese lugar lejanísimo, “al que nunca había soñado venir” según su imaginación infantil, a pesar de su nacimiento en Zapala (Neuquén).

Su formación escolar la había recibido como pupila de un colegio de monjas alemanas que funcionaba en Villa Devoto (Buenos Aires). “Allí recibí una educación de la que no estoy arrepentida, por su amplitud e importancia y a pesar su rigurosidad”, considera hoy.

Con esa formación y el recuerdo de compañeras que “nunca más pude ver”, llegó a Rawson y muy pronto comenzó con sus nuevas amistades y su participación en las escasas actividades sociales de aquellos tiempos.

Vuelta del perro

“Mis amigas más cercanas fueron las chicas de Terraza y de Lodeiro. Con mi hermana mayor (actualmente vive en Estados Unidos) hacíamos durante las tardes lo que se llama ‘la vuelta del perro’ en Rawson, alrededor de la Casa de los Gobernadores, donde tocaba la Banda de Música de la Policía”.

“También íbamos al cine Roselli y a muy pocos bailes, además de ir a la iglesia. Recuerdo al párroco de entonces, Miguel Salvo, y a otro sacerdote que nos sacaba fotografías”, mencionando así a Mario Brizzola.

Tras su casamiento fue a vivir a la casa de sus suegros, en la calle Sarmiento. “Cerca pasaba el tren”. Con los años se mudó a la vivienda de la calle Conesa, donde hoy atesora recuerdos y distintos testimonios de sus 85 años de vida, con el acompañamiento de hijas y nietos y la visita periódica de su hermano, el “Negro” Solussoglia, que reside en Playa Unión.

 

poro11

Recordados empleados de la Casa de Gobierno. Entre ellos Porota (primera a la derecha)

El 30 de diciembre próximo cumplirá años. “Porota” Bru desempeñó una recordada tarea como empleada pública en la Casa de Gobierno, en los últimos años en la Escribanía General de Gobierno. Alguna vez la quisieron llevar presa a la comisaría de Rawson. La historia, con final feliz, forma parte de sus mejores recuerdos, además de innumerables presentes, papeles y pequeños elementos que la rodean en su casa de siempre de la calle Conesa.

 

El programa radial “Ecos de mi Pueblo” la considera y la identifica como “su alma mater”. Fue la primera en llamar por teléfono al momento de iniciarse la edición inaugural hace más de doscientas semanas. La cantidad de comunicaciones con saludos y felicitaciones de otros oyentes ratificaron esa decisión del conductor Omar Morón. (Publicado en semanario RAWSON VISIÓN – Noviembre de 2015)

 

Anuncios

Acerca de La Luciérnaga Curiosa

Personajes, paisajes y hechos que han dejado huellas en este tiempo que me ha tocado vivir.
Esta entrada fue publicada en Personajes, Rawson. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s