Personajes de las calles de Rawson. EL SORPRENDENTE MUNDO DEL “NEGRO” SIMÓN Y SU CAMIONETA CHIVA.

simon-seguel-2Simón Jacinto Seguel nació en Ing. Jacobacci (Provincia de Río Negro). El trabajo de su padre ferroviario lo llevó, al igual que al resto de su familia, a El Maitén (Chubut). Y en esta localidad se produjo entonces la radicación definitiva del grupo durante su infancia, hasta que llegó la hora del trabajo para ganarse el pan.

Simón realizó el servicio militar en San Carlos de Bariloche y el hecho marcó un quiebre en su vida. A su regreso decidió abandonar el pueblo ferroviario del noroeste chubutense y buscar alternativas de vida en otras zonas.

La llegada de una empresa vial a la cercana Epuyén le permitió rápidamente encontrar un puesto en la actividad vial. Nuevas amistades con otros operarios lo llevó luego a sumarse a la empresa Vialco, constructora de la represa de Futaleufú, en proximidades de Trevelin, durante la década del ’70.

En aquel lugar se produjo el primer contacto con alguien de Rawson: los hermanos Febrero. “Andaban por allá manejando unos camioncitos Dodge ‘57”, cuenta hoy durante una charla sobre su vida en un alto de su vigilia permanente en la cuadra de la avenida San Martín, entre Luis Costa y Vacchina, donde su camioneta Chevrolet Modelo 74 ya es una presencia ineludible para los vecinos y transeúntes del sector comercial capitalino.

En Rawson

El escudo boquense en el parabrisas de Simón.

El escudo boquense en el parabrisas de Simón.

“Trabajé después en distintas empresas en Gobernador Costa, Tecka, Las Plumas y hasta me quisieron llevar de maquinista a Tostado, en el norte santafesino. En Las Plumas conocí a otros camioneros de Rawson. Así fue cómo, casi por casualidad, llegué acá, donde me reencontré con los hermanos Febrero después de algunos años”.

Con ellos comenzó a trabajar en las canteras como maquinista. De aquellos tiempos, aproximadamente hacia 1977, recuerda a Tomasito Oliver “quien, a veces, me pasaba a buscar por una casita que había alquilado sobre la calle Quintana en una motito para ir a aquel lugar, a ganarme la vida durante toda la noche”.

A pesar de su abundante melena y barba de entonces fue tentado para formar parte del personal de la Unidad 6 del Servicio Penitenciario Federal. Allí estuvo varios años y significó dejar de lado su resistencia a “trabajar de milico”, para lo que había recibido numerosísimas invitaciones de su hermano Juan Carlos.

Simón Seguel, 40 años de su vida en Rawson.

Simón Seguel, 40 años de su vida en Rawson.

Simón llama “mi desvío” a esa etapa penitenciaria que duró doce años y que terminó “porque no me lo banqué más”. El cese significó el retorno al trabajo ocasional en la apertura de zanjas hasta que “llegó la construcción de la Doble Trocha”, entre Rawson y Playa Unión. “Allí trabajé hasta que la terminaron”. En ese momento surgiò su encuentro con la camioneta Chevrolet 1974 que hoy lo identifica. “Con lo que gané pude comprarla. La vendía ‘Lolo’ Ismael. Desde La Anónima (ubicada en Luis Costa y San Martín) me dijeron que necesitaban fleteros. Me vine y hablé con el gerente y así empecé a trabajar hasta ahora. También estuve un tiempo en el corralón municipal”, recuerda.

Presencia

Bromas, ofrecimientos y mensajes. Poco importa la ortografìa.

Bromas, ofrecimientos y mensajes. Poco importa la ortografía.

Su camioneta Chevrolet es fácilmente identificable en la actualidad. Su cobertura verde, con numerosas frases y datos ingeniosos, despierta la curiosidad y las sonrisas de quienes se acercan y pasan por las cuadras más comerciales de Rawson.

La cabina, desde la que Simón observa y se ríe, en silencio, de la reacción de los ocasionales paseantes ante la lectura de sus risueñas propuestas, es también una caja de sorpresas: recuerdos, recortes, fotos, los más variados objetos, que incluyen viejos teléfonos en desuso o una colección de destornilladores que impiden la caída del vidrio de la ventanilla, tapizan el techo y el resto del pequeño mundo de su conductor.

simon-seguel-6Desde allí saluda a sus numerosos conocidos o se pone a charlar con aquellos que sienten intriga por sus escrituras improvisadas. Poco importan aquí las faltas ortográficas o su desconocimiento de la gramática castellana. El objetivo de sorprender y provocar un momento de distensión y alegría está cumplido a pesar de las falencias, que pasan a formar parte, irremediablemente, del mensaje en general.

Y cómo empezó todo?. “En un principio empecé a juntar frases de revistas que me daban para leer mientras esperaba que me llamaran para algún servicio. Me conocen todos. Y así fui juntando y recortándolas porque me gustaban. Algunas las unía”.

Curiosidad

Las pintadas en las barandas de la caja o en la misma lona comenzaron en el taller de Rafy Jones. “Estando ahí comenzaron a escribir con algunas sugerencias del mismo dueño del taller. Algunas empezaron como cargadas entre amigos. El Rafy es quien me salva la camioneta cada vez que se me rompe. Es un pingazo”.

simon-seguel-4La camioneta despierta la curiosidad de todos “y hasta una chica de Mar de Plata vino a Rawson e hizo una nota periodística para allá. Muchas personas vienen, se paran, van a buscar la máquina y se llevan imágenes. Soy muy amigo de todos los muchachos de los negocios cercanos”.

Han pasado casi 40 años desde su llegada a Rawson y, desde entonces, se ha ganado el aprecio de sus amigos. Su Chiva, con el escudo azuldorado del Club Boca Juniors, forma parte del paisaje urbano del centro de Rawson. “Simon dise. Hesta todo caro” es el enigmático mensaje que encabeza el frente del vehículo.

simon-seguel-3“Limpiesa de patio…a Domy Silio. 154 410628”, se lee en la retaguardia. Cualquiera que llame a ese celular, se encontrará con alguien poseedor y practicante de respuestas rápidas y ocurrentes, representativas del ingenio popular. Pero también con alguien dispuesto al trabajo. Es el fletero Simón con su particular Chiva con llamativas inscripciones. Ambos se han conjugado y ya no son observados como componentes por separado. Son un mismo y único personaje de las calles de Rawson.

Anuncios

Acerca de La Luciérnaga Curiosa

Personajes, paisajes y hechos que han dejado huellas en este tiempo que me ha tocado vivir.
Esta entrada fue publicada en Personajes, Rawson. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s