Una foto, una historia, un protagonista (IV). EL “MONO CORONEL Y SU RELACIÓN CON AGUSTÍN TOSCO.”Era un gringo grandote”

Agustín Tosco 03“Yo militaba en el Partido Comunista junto con Elvio Angel Bel. Mi abogado era Mario Abel Amaya, una excelente persona con quien tuve muy buena relación. Mi residencia en Rawson hizo que me convirtiera en una referencia para varios presos políticos en la Unidad 6 en los últimos años de la década del ‘60. Entre ellos estuvo Agustín Tosco. Entonces no tenía una significación especial para mí. Era una tarea solidaria más de la militancia. De la misma manera recibía a compañeros desconocidos que venían a visitar a sus familiares. Había de todo un poco: de mi partido, radicales, peronistas, sin distingos con nadie. Con Tosco lo único que hacía era recibir las cartas dirigidas a él. En pocas oportunidades las llevé personalmente a la cárcel. La mayoría de las veces se las daba a Amaya o al mismo Bel que era su apoderado e iban a verlo casi todos los días”.

“Agustín Tosco sabía que yo actuaba como su correo legal. Por eso cuando lo liberaron se vino directamente a mi casa. Los días de la fuga y la masacre de agosto de 1972 ya habían pasado. Se presentó en Conesa 251. Era un gringo grandote, muy bien plantado, erguido y con una prestancia muy especial. Conversamos un pequeño rato y dimos una vuelta por Rawson. Después arrancamos para Playa Unión. El camino, en aquel tiempo, era un poco más que una huella, con muchas partes rotas. Las casas llegaban escasamente hasta donde estuvo la confitería “El Álamo”. Allí dimos la vuelta y paramos un rato. Agustín Tosco se bajó del auto y se acercó al mar”.

“No recuerdo la época del año pero creo que fue en invierno. Luego lo acerqué a Trelew para contactarlo con Angel Bel. Se organizó un acto y conferencia de prensa en el local de Socino, cerca del puente sobre el río Chubut para el otro día. Estuvieron el doctor Mario Abel Amaya, Atilio Viglione, Jorge López. Agustín Tosco hizo un discurso con una fuerza increíble. Para nada necesitaba micrófono. Su alocución tenía una vehemencia que levantaba cualquier ánimo. El salón se llenó. Calculo que había más de cien personas. Para  ese tiempo era muchísimo. Después ya perdí todo contacto con él. Ahí ya quedó en manos de Bel y Amaya. Durmió en Trelew y al otro día partió para Córdoba”.

“Agustín Tosco estuvo dos veces preso en Rawson. Y esta fue la última. Para mí fue un personaje único en la esfera sindical. La fuerza que mostraba, su llegada al obrero, fueron características de un líder total, que iba a la cabeza de todos. A esta altura ya no se dan ni se darán más dirigentes de este tipo. Fue un pensante, con una visión increíble. De aquel viaje a Playa Unión no han quedado registros pero al ver esta imagen de Tosco con sus compañeros en la calle nopuedo más que recordar con emoción su gigantesca figura”.

 

Mono Coronel (4)(Testimonio de Noel Nicolás Coronel, conocido por todos como “El Mono”. sobre el dirigente gremial Agustín Tosco, líder del Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba, fallecido en 1975, a su paso por Rawson en la década del ’70 como preso político en la Unidad 6. El “Mono”Coronel nació en Valdés, un pequeño pueblo del Partido 25 de Mayo – Provincia de Buenos Aires. Muy jovencito se fue a la ciudad de Buenos Aires. Trabajó en un bar de Valentín Alsina hasta que pegó un salto a pleno Barrio Norte. En un restaurante de gran categoría ubicado en la esquina de Las Heras y Pereyra Lucena, frente al Hospital Rivadavia, atendió a clientes renombrados  de la época. Entre ellos estuvieron los integrantes de la familia de Alvaro Alsogaray, incluida a una pequeña María Julia; el ex – presidente Arturo Frondizi y Jorge Gainza Paz, hijo del propietario del diario La Prensa, entre otros. Llegó al Chubut con el ‘boom’ petrolero en Comodoro Rivadavia. En ese lugar su destino se cruzó con alguien que lo trajo a Rawson: conoció a Lidia Rocamora, quien sería su esposa. Llegó a la ciudad capital en 1961 y aquí cumplió una intensa tarea como comerciante de distintos rubros y emprendedor en diversos rubros. Tras un período como dirigente gremial y presidente de la Juventud Peronista,  su vinculación y amistad con Angel Bel le abrió el camino para ingresar al Partido Comunista. En ese espacio tuvo una reconocida militancia popular junto al maestro desaparecido y otros dirigentes que lo llevó a la cárcel en la última dictadura militar. Su última actividad privada estuvo en la confitería de la Terminal de Ómnibus de Rawson. Hace pocos años decidió descansar. A fines de julio próximo cumplirá 75 años. Tiene dos hijos: Silvia y Marcelo, ocho nietos y tres bisnietos. Todavía no ha abandonado su gusto por el tango y el encuentro con sus amigos.)

(Publicado en semanario RAWSON VISIÓN N° 113 del 24 de Mayo de 2015)

Anuncios

Acerca de La Luciérnaga Curiosa

Personajes, paisajes y hechos que han dejado huellas en este tiempo que me ha tocado vivir.
Esta entrada fue publicada en Rawson. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s