150 años. Rawson y su gente. OMAR DENCOR: TROMPETISTA Y GOLEADOR. De los campos bonaerenses a la Patagonia.

000_0004La música y el deporte se cruzan en la vida de Omar Dencor. En la primera actividad sobresalió como trompetista de la histórica Banda de Música de la Policía del Chubut y de recordados y populares conjuntos de jazz. En la segunda siempre estuvo vinculado con el equipo de fútbol del Club Huracán de Trelew, llegando a formar parte de la Selección del Valle del Chubut para competir con las de Comodoro Rivadavia y Esquel.

Proviene del distrito bonaerense de Saavedra, al norte de Bahía Blanca, una zona atravesada por la ruta nacional N° 33, con varios y pequeños pueblos rurales. Entre ellos está Pedro Goyena, el lugar donde nació, además de la cabecera Pigué, Espartillar, Arroyo Corto y Dufaur, entre otros.

¿Y cómo llegó a Chubut?. “Mi hermano estaba en Comodoro Rivadavia. Cuando tenía más o menos 9 años me vine con él. Mi papá, de origen turco, ya había fallecido. Viví unos años en Comodoro Rivadavia. Después volví a Bahía Blanca y estuve en el Colegio de los curas”.

Quién en el círculo familiar es conocido como “Togo”, jugaba al fútbol ya por 000entonces en los equipos de aquella zona bonaerense pero el destino la aguardaba una sorpresa nuevamente en el sur. “Una vez, cuando ya tenía 18 años, con otro hermano pasé por Trelew. Íbamos a buscar fruta a Río Negro en un camión.  Allí fue cuando me crucé con dirigentes del Club Social y Deportivo Huracán y me probaron para jugar acá. Creo que fui un viernes. El domingo había un partido por el campeonato. Y ya me pusieron para probar. Parece que anduve bien. Después ya quedé. Esto ocurrió alrededor de 1953”.

Operativo salvador

Una historia singular protagonizaría poco después, en el año de su servicio militar obligatorio. “Tuve que ir a Bahía Blanca para la revisación por razones del empadronamiento pero lo hice en Río Gallegos (Santa Cruz), donde también jugué al fútbol”. En esos días fue cuando se produjo aquella famosa intervención del Dr. Atilio Oscar Viglione, presidente por entonces del Club Huracán de Trelew, para conseguir un permiso especial del Ejército y que el conscripto Omar Dencor estuviera para enfrentar un reñido partido en el que se definía el campeonato provincial de fútbol.

Huracán 1955 01           La anécdota forma parte en un destacado recuadro del libro “Memoria” del ex – gobernador de la provincia, donde relata el alojamiento secreto que dispuso una vez obtenido el permiso militar y el retorno a Trelew, hasta que “en la esperada final, ante la sorpresa de propios y extraños, el joven conscripto se constituyó en el hombre clave, convirtiendo el gol del triunfo”.

Omar se ríe hoy de aquella travesura del Dr. Viglione que lo consideró “el único jugador” que, a su juicio, “podía cuidarnos las ‘costillas’ en aquel encuentro decisivo frente al Club Racing”.

A Rawson llegará luego, tras una corta residencia nuevamente en Bahía Blanca, con la conformación de la Banda de Música de la Policía de la Provincia bajo la conducción del maestro Salvador Baggieri. “Me probaron e inmediatamente entré en la Policía. Por entonces estaba aquel primer grupo pionero recién llegado e integrado por Silva, Alvarado, Sampedro, Buján, a los que se sumaron otros de acá como Fernández, y Santibañez, entre otros, en los últimos años de la década del ‘50”.

Fue allí cuando rescató lo aprendido durante sus años juveniles en la parte musical004 y se sumó con una trompeta a aquellos intérpretes legendarios. “Tuve un buen maestro en el colegio Dean Funes de Bahía Blanca. Con esa base rendí donde ensayaba la banda ante el mismo Baggieri y ahí ya empecé”.

La actividad musical, muy intensa por aquellos años por tratarse de la única agrupación existente, se entremezclaba todavía con el fútbol pero muy pronto tuvo el complemento también de las actuaciones con piezas populares en formaciones con menos integrantes.

Foxtrots y cumbias

“Formé parte con el maestro Baggieri de la orquesta “Swing Jazz”. Tocamos en Rawson (en la Asociación Italiana que era sede del Club Germinal), Gaiman, Trelew, Puerto Madryn y el resto de la zona. También con un conjunto que se llamaba Los Satélites, en el que también estaban Rodolfo Buján y Gumersindo Silva. Con otros muchachos armamos luego el grupo Los Tripulantes, siempre con la base de la música de jazz que venía desde los Estados Unidos, muy popular por entonces. Eran tiempos en que casi todos los sábados había un baile. En esa época surgió la cumbia y la incluimos en nuestro repertorio junto con el fox-trot y otras danzas de la época”.

010 - copia        Omar estuvo en la Banda de Música de la Policía aproximadamente durante treinta años, entre 1955 y 1985, cuando se retiró. Al fútbol jugó hasta los 38 años, siempre ligado al Club Huracán de Trelew. Alguna vez, en la época de la presidencia de don Luis González, “el Club Germinal de Rawson me anduvo queriendo pedir pero nunca pude venir. Aparte no me dejaban, en especial en los años del doctor Viglione”.

Hace sesenta años vive en Rawson. Su familia está formada por cinco hijos, dieciséis nietos, un número incontable de bisnietos y hasta una tataranieta pequeña. Su paso por las calles de la ciudad con su esposa Elisa Seguel es habitual y reconocido por los restantes capitalinos. Muchos, sin embargo, ignoran los pormenores de su rica vida.

(Publicada en Suplemento Zonal del Valle – Diario EL CHUBUT – 11 de marzo de 2015)

Anuncios

Acerca de La Luciérnaga Curiosa

Personajes, paisajes y hechos que han dejado huellas en este tiempo que me ha tocado vivir.
Esta entrada fue publicada en Rawson. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s