Sembrar oportunidades para la inclusión: experiencias en el Centro de Día de Rawson (PRENSA INTA CHUBUT)

iniciativa_plantinProHuerta Chubut articula y promueve actividades que vinculan a usuarios en proceso de tratamiento de adicciones, vecinos y comunidad general. La huerta se consolida como una terapia compartida de integración, formación y canalización de emociones.

Próximo a cumplir 25 años de profundización en terreno, el Programa Prohuerta (INTA – Ministerio de Desarrollo Social de la Nación) trabaja a lo largo y a lo ancho del país en la capacitación y asistencia técnica de familias, entidades y organizaciones de la comunidad, brindando semillas, material bibliográfico y didáctico respecto de  buenas prácticas en el armado, mantenimiento y cuidado de huertas.

En el Centro de Día de Rawson – perteneciente al Servicio de Salud Mental y Adicciones del Hospital Santa Teresita, y a la Dirección de Prevención y Asistencia de las Adicciones del Ministerio de Salud de la Provincia – usuarios en proceso de superación de las adicciones, vecinos y comunidad general se reúnen para compartir y dar vida a una huerta comunitaria, aprender sobre siembra, lombricompuesto y cuidados del suelo, así como también, cosecha de hortalizas, armado de almácigos y control de plagas y enfermedades en plantas.

3_ (1)“La huerta tiene un impacto positivo, de gran valor terapéutico”, aseguró Aníbal Aguaisol, psicólogo y coordinador general del Centro de Día en el que se llevan adelante diversos talleres, entre los que se destacan las actividades de ProHuerta, técnicas de encuadernación, gimnasia formativa, entre otras orientadas al fortalecimiento de las habilidades manuales y sociales. Los espacios vinculan e integran, y allí se comparte, se aprende, se intercambia y se promueve la integración como eje común a todas las actividades.

“Aquí se trabaja de una manera muy particular: por un lado, profundizamos en la asistencia clínica de los usuarios que asisten al Centro – y que se encuentran en proceso de tratamiento – con terapia psicológica, de contención y acompañamiento, a través de nuestro equipo interdisciplinario. Por otro lado, buscamos actividades en donde podamos involucrar a usuarios, vecinos y comunidad general”, comentó Aguaisol, y remarcó que la modalidad que lleva adelante la institución “no sólo permite integrar, sino que también es una oportunidad para des-estigmatizar. Cuando un vecino o una vecina de Rawson se involucra, comparte e intercambia con usuarios en tratamiento, la imagen social del “adicto” – demonizado y visto como un sujeto marginal – se desdibuja y se percibe como “una persona más”.

Además, Aguaisol indicó que el objetivo del Centro de Día es buscar una doble respuesta: que el usuario en tratamiento sea contenido por el equipo interdisciplinario de la institución, al tiempo que incluido socialmente, “que es un factor fundamental para la continuidad del tratamiento”.

La articulación con el Programa ProHuerta

4_A través de la llegada de ProHuerta, quienes asisten a tratamiento en el Centro de Día, pudieron armar en conjunto una huerta orgánica, dar vida a semillas de distintas especies, y labores correspondientes para el mantenimiento de dicho espacio: “entre todos logramos mantener la huerta, y procuramos que todos nos vinculemos para seguir armándola y fortaleciéndola. Todo aquel que se acerca al Centro de Día, aporta algún trabajo de mantenimiento, limpieza, cuidado, riego”, resaltó Aguaisol.

Sumado a esto, y en conjunto con técnicos del INTA Chubut, se diseñaron temáticas especiales para que usuarios y vecinos se involucraran aún más entre sí, y con la huerta: los encuentros comenzaron a vincular charlas,  preguntas, ejercicios prácticos, risas y mates, que soltaron a más de uno para contar sus historias de vida. Poco a poco, se fue generando un grupo para intercambiar, charlar y aprender.

Martín Femenías, técnico de ProHuerta Chubut  remarcó que la experiencia “reflejó mucho entusiasmo y predisposición. Se generaron muchos vínculos que hicieron que las capacitaciones se extendieran: el intercambio posibilitó que en muchas ocasiones las charlas fueran sobre distintos aspectos de la vida de cada uno, por lo que tuvimos que agregar módulos y diagramar más fechas”.

Femenías agregó  además que el punto de partida fueron las capacitaciones diseñadas en conjunto con los directivos y personal del Centro de Día, pero quienes decidieron movilizarse para armar un invernáculo por su cuenta fueron los propios usuarios y vecinos: “ellos motorizaron el armado y mantenimiento del invernáculo que hoy forma parte del predio del Centro. Cada encuentro vinculó dudas, preguntas, respuestas de los propios participantes, aportes que cada uno traía y ponía en común con el resto, y esto permitió que se generara un trabajo colaborativo, que hoy se ve tanto en las estructuras físicas – como el invernáculo – como así también, en las estructuras personales, de relación de amistad y compañerismo de todos”.

“La ventaja de abrir las capacitaciones desde un centro de día es que ya hay motivación previa, y la gente que se va sumando, se acopla a la dinámica con la que se viene trabajando, y esto facilita que las temáticas resulten más movedizas; se puede jugar y aprender más”, subrayó Femenías.  Por otra parte, “el efecto multiplicador es interesante, y en este caso permitió que otras asociaciones se vincularan, que los vecinos se acercaran a participar, preguntar, e integrarse”, reforzó el técnico a cargo de las capacitaciones.

Iniciativas en marcha

Quienes integran el Centro de Día que funciona en la ciudad de Rawson, estimulan a usuarios en tratamiento y vecinos, para que continúen vinculados e integrados, y así comenzar nuevos proyectos en común. En este sentido, desde la dependencia encargada de tratar personas en proceso de superación de las adicciones, plantean el objetivo de comenzar a intervenir espacios verdes para su embellecimiento: “la idea es colocar plantas, poner un poco más de verde a nuestros espacios públicos, y darle color y vida para que se re-valoricen. Esto también es importante para quienes se encuentran en tratamiento, un indicador de superación, y una acción de entrega hacia los vecinos, hacia la comunidad general, y una retribución que va mucho más allá del acto de plantar un árbol o cuidar una planta”, subrayó el coordinador general del Centro.

También, la dependencia inició una campaña de colecta, en la que – a cambio de material y residuos orgánicos – se entrega un plantín de albahaca. La iniciativa “Ponele albahaca a tu ensalada” fue lanzada en el transcurso de estos días, y ya convocó a decenas de vecinos que colaboran con los residuos que se destinarán como compuesto orgánico para enriquecer el suelo de la huerta, y así poder continuar con la propuesta de un espacio de intervención comunitaria.

Mucho más que semillas 

Bajo la premisa de promover la seguridad alimentaria de la población urbana y  rural, y potenciar la disponibilidad, accesibilidad y variedad de alimentos mediante su autoproducción, el programa que lleva adelante el INTA junto al Ministerio de Desarrollo Social de la Nación  plantea como fundamental la participación y la organización de las  comunidades con las que trabaja constantemente para su inclusión y la  posterior divulgación de su accionar en terreno.

ProHuerta es reconocido a nivel nacional  e internacional como apoyo indiscutible de la autoproducción de alimentos con bases agroecológicas, con miras a la promoción de la soberanía alimentaria,  la participación y organización de sectores vulnerables de la población y propiciar la comercialización de excedentes.

Actualmente, el programa nacional se ejecuta en el 88% de los municipios del país, e interactúa con 3.200.000 personas a través de la producción agroecológica de 620.00 huertas y 118.000 granjas familiares, comunitarias y escolares en todo el país.

En él, trabajan más de 600 técnicos de alta dedicación y 20.000 promotores voluntarios que forman parte del equipo de trabajo del programa, de los cuales el 64% son mujeres. Además, articula en los territorios con 10.00 instituciones y organizaciones de la sociedad civil. (PRENSA INTA CHUBUT)

 

Anuncios

Acerca de La Luciérnaga Curiosa

Personajes, paisajes y hechos que han dejado huellas en este tiempo que me ha tocado vivir.
Esta entrada fue publicada en Rawson. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s