150 años de historia. FONTANA, LOS RIFLEROS Y UN VIAJE DE MIL LEGUAS DESDE RAWSON.

Fontana        La expedición comenzó en Rawson el 14 de octubre de 1885 y culminó en el mismo lugar, a principios de febrero de 1886, hace 129 años. Su protagonista principal, Luis Jorge Fontana, no menciona fecha alguna de terminación del viaje. Sólo describe la bienvenida “con arcos de triunfo y preparativos de hermosas fiestas”  en Rawson por parte de “sus honrados habitantes, alborozados por el feliz regreso de la expedición”.

Según las fuentes consultadas, el retorno se produjo en los principios mismos del mes de febrero. Algunos afirman el 1°, otros el 2 e, incluso, también aparecen fechas mas avanzadas en el calendario.

Más allá de las disparidades, el hecho constituye un hito significativo de la historia capitalina, sede del primer asentamiento estable de origen galés y, como en éste caso,  punto de partida de sucesivas experiencias de exploración y poblamiento en el resto del Chubut.

La Compañía de Rifleros del Chubut dirigida por Fontana fue una de ellas.  Se había conformado por el decidido empuje de los colonos llegados en 1865 y estuvo integrada mayoritariamente por expedicionarios de esa procedencia. A ellos se sumaron siete argentinos (entre ellos Robert Charles Jones, hijo de galeses y primer varón nacido en Rawson), dos alemanes y un estadounidense hasta conformar el grupo de viajeros, bajo la conducción del entonces Teniente Coronel Luis Jorge Fontana, gobernador del Territorio Nacional del Chubut.

Fontana había sido notificado de su designación en la Patagonia a fines de 1884. El 15 de diciembre de aquel año se despidió de sus amigos y compañeros de armas en el puerto de Formosa, Capital de otro territorio, “que yo había tenido la honra de fundar pocos años antes”, según recordó luego.

El 15 de Mayo de 1885 “salí de la Capital con mi nombramiento y las instrucciones recibidas de manos del Exmo. Señor Ministro del Interior, Dr. D. Bernardo de Irigoyen, á quien soy acreedor de las mayores consideraciones”.

“El 28 de Mayo –continúa- llegué á Rawson y pasé el invierno aclimatándome al país, practicando pequeñas excursiones por la costa del mar, en conocer á los habitantes, estudiando sus necesidades y costumbres; en establecer la Gobernación y las oficinas de su dependencia, que han funcionado con perfecta regularidad en el resto del año- y buscando datos y elementos para la expedición que proyectaba al interior del país”.

 

John Daniel Evans y Antonio Miguens, dos de los integrantes de la Compañía. (La imagen fue publicada en El Regional Edición Especial, Julio de 1975, III° Temas de Historia de Nuestra Provincia. Pág. 30)

John Daniel Evans y Antonio Miguens, dos de los integrantes de la Compañía. (La imagen fue publicada en El Regional Edición Especial, Julio de 1975, III° Temas de Historia de Nuestra Provincia. Pág. 30)

El interlocutor de los planes y los preparativos fue John Murray Thomas, uno de los diecinueve galeses que luego pasarían a integrar la Compañía de los Rifleros.  Los restantes fueron James Thomas, John Henry Jones, John Thomas Jones, John Wynne, John Owen, Richard G. Jones, Edward Jones, David P. Roberts, Jenkin Richards, Evan Davies, Henry Davies, Thomas G. Davies, Billy Thomas, Thomas Zachariah Jones, John E. Davies, William Lloyd Jones, John P. Jones y John Daniel Evans (el baqueano),

Además del gobernador Fontana, los argentinos fueron Ricardo Franco, Pedro Derbes, Ramón Calvo, Antonio Miguens, Gregorio Mayo y Robert Charles Jones. Guillermo Katterfeld y Herman Faesing (alemanes) y James M. Wagner (norteamericano) completaron el cuerpo de expedicionarios.

La compañía siguió la ruta paralela al río en su primer tramo de marcha hacia la cordillera. Cruzó el Valle de los Mártires y continuó hasta Los Altares. El amanecer del 25 de noviembre llegó al actual Valle 16 de Octubre. El recorrido continuó hacia el sur. Los expedicionarios llegaron hasta las nacientes del río Senguer, se deslumbraron con el lago al que impondrían el nombre del mismo Fontana y donde recibieron el año nuevo; siguieron el curso hasta llegar a los Lagos Musters y Colhue Huapi. Fontana cita en su informe posterior la llegada hasta las costas del actual Golfo San Jorge.

Fontana 01            El 12 de mayo de ese mismo año, el gobernador del Territorio eleva el informe de su expedición al entonces ministro del Interior, Dr. Isaac M. Chavarría. Los papeles tienen un singular agregado. “Incluyo así mismo, una caja conteniendo muestras de las mejores maderas encontradas, algunas frutas y un pequeño trozo de carbón de piedra, un herbario y vistas fotográficas de varios parajes del suelo recorrido”, se lee en la nota firmada por Fontana.

Por resolución del presidente Julio A. Roca, un mes después, se aprueba “la conducta del Gobernador del Chubut, Teniente Coronel don Luis Jorge Fontana, y hácesele saber que el Poder Ejecutivo estima debidamente la expedición que ha realizado”, autorizándose la impresión del informe presentado.

“Viaje de Exploración en la Patagonia Austral por Luis Jorge Fontana” se llamará la publicación realizada en 1886 en los talleres de La Tribuna Nacional.

En sus tramos finales se lee textualmente: “Pocos días después nos encontrábamos nuevamente sobre la márgen S.E. del lago Musters, en donde tomamos algun descanso y nos entretuvimos en pescar truchas, que son grandes y sabrosas, -y en admirar los árboles petrificados, algunos de hasta de diez y seis piés de largo; entre los que había que conservan hasta su gajos mas gruesos; se encuentran envueltos en la masa terciaria y se descubren en los desmoronamientos producidos por el trabajo de las aguas en la actualidad”.

“Emprendimos desde allí nuestro regreso definitivo por la márgen derecha del río Fontana 02Chico, que arrastra lentamente sus aguas de color lechoso y espesas por la cantidad de arcilla que contienen, las que siguen con rumbo N.E. por un cauce estrecho que cruza campos pobrísimos y limitados en estension, hasta que se mezclan con las corrientes claras del río Chubut, que se enturbian desde entonces por esta causa”.

“De este modo, ya marchando lentamente, á causa de la fatiga corporal, al término de un viaje en que se habían recorrido mil leguas, llegamos á Rawson, en donde nos esperaban con arcos de triunfo y preparativos de hermosas fiestas, sus honrados habitantes, alborozados por el feliz regreso de la expedición”.

Rawson había sigo el punto de partida y llegada de ese prolongado viaje de tres meses y medio, a lo largo de 5000 kilómetros.

Luis Jorge Fontana había nacido en Buenos Aires en 1846. Falleció en San Juan en 1920. Pasó su infancia en Carmen de Patagones. Un busto en su memoria se levanta en los inicios de la avenida que lo recuerda con su nombre en Rawson.    (Febrero de 2015 – Año del Sesquicentenario de la Fundación de Rawson)

Anuncios

Acerca de La Luciérnaga Curiosa

Personajes, paisajes y hechos que han dejado huellas en este tiempo que me ha tocado vivir.
Esta entrada fue publicada en Galeses, Personajes, Rawson. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s