MARCOS CIANI. INESPERADO PACIENTE DEL SANTA TERESITA HACIA FINES DE 1949. Historia del paso de los grandes campeones automovilísticos por Chubut

M.Ciani (5)

Marcos Ciani y su clásico saludo a los seguidores de su pericia automovilística.

El Gran Argentino de 1949 fue el de mayor extensión de la historia del automovilismo argentino. Recorrió 11.035 kilómetros divididos en doce etapas. La más larga fue la inicial. Unió Buenos Aires y Comodoro Rivadavia, con una neutralización en Bahía Blanca, y pasó por Rawson, unida por entonces al resto del país a través de la traza original de la ruta nacional N° 3.

La competencia, organizada por el Automóvil Club Argentino, se extendió del 5 al 27 de noviembre de aquel año y, más allá de su récord kilométrico que la distinguió, para la capital del entonces territorio nacional del Chubut tuvo un ingrediente muy especial. Sus pobladores y los de una amplia zona tuvieron la posibilidad de apreciar en directo el paso de los grandes campeones de la época, conocidos sólo a través de complicadas y ruidosas transmisiones radiales o por alguna publicación porteña llegada con atraso.

Juan y Oscar Gálvez, Juan Manuel Fangio, Domingo Marimón, Esteban Fernandino y otros exponentes de aquel deporte en pleno esplendor cruzaron con sus admirados bólidos por Rawson hacia el sur en una jornada de fiesta para grandes y chicos. Uno de los pilotos, sin embargo, tuvo que quedarse en la pequeña ciudad y fue a parar al Hospital Santa Teresita.

Imagen de la época sobre las grandes campeonatos autovilísticos.

Imagen de la época sobre las grandes campeonatos automovilísticos.

“En aquel Gran Premio de 1949 me di la piña en Rawson, cuando estaba peleando la punta con Juancito (Gálvez). Volviendo con el auto deshecho, yo pensaba: ‘Bueno, ahora que empezar de nuevo…Sin un peso, quién sabe cuánto tiempo voy a tardar para tener otra vez el auto…’. En cuanto llegué a Venado Tuerto estaba todo el pueblo esperándome, con una barra de muchachos listos para empezar a trabajar. En unos días apenas, el auto estaba otra vez para correr”.

La anécdota quedó registrada por el protagonista de esta historia, Marcos Ciani, en una edición de El Gráfico de 1970, tras retirarse de las competencias automovilísticas del Turismo Carretera.

Un joven piloto

El deportista tenía entonces 26 años, y había largado junto con otros 119 corredores desde la ciudad de Buenos Aires con la intención de llegar a Comodoro Rivadavia al caer la tarde. Su debut como piloto se había producido con un Chevrolet en las Mil Millas Argentinas a comienzos de ese mismo año. La historia cuenta luego su siguiente  participación en el Gran Premio Argentino del mes de noviembre, durante el que se vio obligado a abandonar cuando se encontraba en la tercera posición.

“En el transcurso de la primera etapa que unía Buenos Aires con Comodoro Rivadavia, OLYMPUS DIGITAL CAMERAdisputó el comando de la competencia con Juan Gálvez hasta que un vuelco, cerca del mediodía, detuvo la marcha cerca de Rawson cuando ocupaba la primera posición por tiempo neto. Lo acompañaba Pablo Aznar”, se lee en una reseña sobre aquellas actividades.

Aquella complicada carrera que llegó a Río Gallegos y desde allí “subió” a Jujuy por el oeste cordillerano, se dirigió luego hasta Puerto Iguazú y terminó en Buenos Aires, fue terminada solamente por escasos 21 competidores. Marcos Ciani estuvo en el otro grupo y permaneció en Rawson y la zona durante varios días por su inesperado vuelco.

Recuerdos de Viglione

El Dr. Atilio Viglione, fue testigo directo de aquella estadía y así lo reflejó en su libro “Memoria”, editado en 2004 con la colaboración del periodista Eduardo Hualpa Acevedo. Con el título “Rutas Patagónicas”, el ex gobernador de la provincia y reconocido profesional menciona la existencia de la vieja ruta nacional que unía Puerto Madryn con Rawson sin pasar por Trelew y la vincula “con un accidente que, afortunadamente, no resultó fatal para una figura muy querida del deporte nacional, tal como llama “al velocísimo Marcos Ciani” .

Viglione recuerda a quienes se apostaron sobre las lomadas entre esas ciudades para ver pasar la carrera y “apenas pudieron distinguir nubes de polvo que surcaban las cintas de tierra que serpenteaban la meseta intermedia”.

“Ciani no le dio oportunidad alguna de adelantarse a ‘Juancito’ en la mayor parte del tortuoso sendero, pero sólo a 3 Km de Rawson, en una de esas curvas y contracurvas que parecían haber sido dibujadas por el mismo diablo, erró el camino, derrapó y finalmente volcó, salvando su vida milagrosamente”.

“Marquitos marchaba en segundo lugar, a sólo un minuto y medio del ‘favorito’. Por fortuna fue socorrido de inmediato, internado en el Hospital Santa Teresita y atendido allí por quien recuerda estos sucesos”, continúa el relato.

Memoria 01Viglione formaba parte por entonces del equipo profesional del establecimiento de salud inaugurado cuatro años antes en Rawson y tuvo, por aquellas jornadas, contactos permanentes con el piloto. “Después de haber estado internado varios días, Marquitos fue dado de alta en el Santa Teresita. Se hallaba fuera de todo peligro pero no lo suficientemente recuperado como para emprender de inmediato del viaje de retorno”.

El regreso

El médico de Chivilcoy lo alojó ese tiempo de espera en un hotel de Trelew y lo hizo recorrer la zona. Dos décadas después, el deportista de Venado Tuerto volvió al Chubut por invitación de sus amigos de aquella presencia de 1949. “El gran Marcos, con emoción, recordó, detalle a detalle, todo lo que le había pasado 20 años antes, luego del accidente que le impidió pelearle la gloria a Juan Gálvez”, se lee en las páginas de “Memoria”.

Marcos Ciani había nacido el 23 de abril de 1923 en Rufino (Provincia de Santa Fe). Su M.Ciani (6)ciudad adoptiva, sin embargo, fue Venado Tuerto, en la que se radicó a los 12 años. En ese mismo lugar falleció el 14 de julio de 2007. Tenía 84 años. Casi sesenta años antes, el 5 de noviembre de 1949, había pasado por Rawson. Nunca olvidó los pormenores de aquellos días en la lejana Patagonia.

Anuncios

Acerca de La Luciérnaga Curiosa

Personajes, paisajes y hechos que han dejado huellas en este tiempo que me ha tocado vivir.
Esta entrada fue publicada en Rawson. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s