Con el proyecto de armar y exponer una colección en Playa Unión. JULIO DIMOL AL RESCATE DE PERSONAJES Y VESTIGIOS DEL PASADO DE RAWSON.

Julio Dimol (3)Es ampliamente conocido en Rawson. La trayectoria deportiva hasta principios de la década del ’90, la actividad literaria traducida en tres libros y su presencia en distintos encuentros, los programas radiales de orientación religiosa y la participación permanente en diferentes iniciativas han contribuido a generar y mantener ese reconocimiento.

Últimamente ha sumado un nuevo frente de trabajo: rescatar el paso y los aportes efectuados por antiguos pobladores de Rawson a través del registro de sus testimonios y la restauración de elementos materiales representativos de sus actividades, especialmente las comerciales o cotidianas pero también aquellas vinculadas con el deporte o con la vida social.

“A veces uno recorre nuestra ciudad y observa que han quedado pocos vestigios de gente que pasó e hizo su aporte. Los que tenemos algunos años nos gusta recordar todo aquello pero los más jóvenes no lo conocen y es importante que tengan esa posibilidad”, afirmó Julio Dimol  (fotografía) a Rawson Visión Semanario.

Personajes

El diálogo se produjo en su casa, perteneciente a un barrio ubicado en el acceso a Playa Julio DimolUnión. La vivienda es fácilmente reconocible por una frase bíblica que se lee en uno de sus murales y una llamativa pintura: una colorida imagen con un conjunto de populares personajes de historietas que, liderados por el célebre cacique Patoruzú, leyeron varias generaciones de argentinos en décadas pasadas (fotografía).

Con la vivencia cercana que tiene con su hijo de 9 años, uno de los más cercanos colaboradores en la propuesta, Julio Dimol transmite “el gran placer que significa tener que explicar aquellas cosas a quienes no tuvieron la ocasión de conocerlas ni de deleitarse con ellas”.

“Decidimos hacer los dibujos hacia la calle y nos ha dado mucho gusto cuando pasa gente y se detiene a observarlos con admiración e, incluso, para sacarse fotografías”.

Recuerdos

 Nuestro entrevistado expresa un particular interés en registrar los testimonios de pobladores que han dejado importantes huellas en la ciudad y no son advertidas por lo general y van pasando al olvido. Julio repasa al respecto los nombres de varios conocidos vecinos que, a su juicio, “efectuaron siembras importantes para hacer crecer a Rawson”.

“A mí no me interesan mucho los recuerdos cuando ya se han ido. Me interesa mucho más charlar en vida con esas personas”, puntualiza.

Y de dónde surge este interés?. “Cuando uno viaja por otros lugares observa, hasta en insignificantes pueblos, que tienen cosas propias para mostrar con mucho orgullo. Por eso pienso que, tal vez, nosotros hemos perdido el respeto por nuestros antepasados. Tendríamos que mirar un poco más a esa gente y ver como trabajó y cuidó este lugar para darnos cuenta lo que estamos haciendo nosotros en la actualidad”.

Julio Dimol sostiene que el fundamento de esta movida es modificar “esta sociedad que está medio dormida, que va perdiendo valores e incentivos en todo sentido y mostrar otras alternativas que existen”.

El trabajo de rescate para lo que avanza a ser una muestra representativa del pasado de Rawson, comenzó con “el amor que me despertaron algunas cosas que marchaban hacia el descarte y la pérdida finales”.

Rescate

 “Con ese principio empecé a restaurar una cocina a leña que traje del campo”. Así se despertó el interés inicial, al que siguieron varias planchas antiguas. “Al poco tiempo conseguí botellas que estuvieron en el Bar Roselli y en el local del Club Germinal, botellas cerradas de vino de hace más de 50 años; una caramelera del negocio de “Tupi” Amado y balanzas de distintos negocios”.

Julio Dimol (6)            Entre los elementos que exhibe con orgullo se destacan también un micrófono y parlantes del viejo Rancho de Germinal, una vitrola de muchos años y un afiche con el rostro del Che Quevara que se usó en una campaña política local de la década del ’70.

Sobresale también un reloj de pared de más de cien años, viejas herramientas de trabajo (soldadora), lámpara y calentadores de kerosene, aparatos radiales, máquinas de escribir y de coser, sifones, una vieja valija de cartón y portafolios escolares.

Autogestión

“Se trata de distintos objetos que pertenecieron a pobladores de la ciudad, entre ellos de comercios antiguos que han sido representativos. La idea es exhibirlos. Una reciente y exitosa experiencia se tuvo durante una visita de ex jugadores del Club Germinal a Rawson. Justamente nuestro club posee muchas cosas que se han perdido y son dignas de rescatar y mostrar a los más jóvenes (trofeos, camisetas)”, puntualiza Julio Dimol.

“La idea básica es, con el tiempo, poner esta colección a disposición del turismo que visita Playa Unión, convirtiéndola en un atractivo más como los que existen en distintos sitios del mundo”, se entusiasma luego, impulsando siempre la idea de la autogestión y el esfuerzo propio con la siguiente reflexión: “No es fácil pero hay que empezar. Y mostrarse para tener éxito y dejarse de pensar siempre en la ayuda del Estado”.

(Publicado en RAWSON VISIÓN SEMANARIO N° 48 – 23 de febrero de 2014)

Anuncios

Acerca de La Luciérnaga Curiosa

Personajes, paisajes y hechos que han dejado huellas en este tiempo que me ha tocado vivir.
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Rawson. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s