90 años de Playa Unión (04). NUEVOS RELATOS PARA ENRIQUECER LA HISTORIA DEL BALNEARIO

Los 90 años de Playa Unión guardan también momentos de peligros y emergencias para sus pobladores, además de alegrías y adelantos. Junto a vivencias y recuerdos subjetivos de los protagonistas de esta historia, hay también testimonios materiales del pasado que se guardan como pruebas significativas de la vida cotidiana.

Estas conclusiones surgen del rescate que efectúan docentes del Colegio N° 776 como parte de un proyecto encuadrado en la próxima celebración de la llegada del tren a Playa Unión, hecho fundacional del balneario capitalino.

Martha Lechelt (foto),Imagen una de las entrevistadas por el equipo investigador, posee en su casa un pedazo de riel de aquel ramal.  “Mi casa fue la primera que se hizo en la cuadra, en 1973. Cuando comenzamos a construir, sobre la calle J. M de Rosas, los albañiles encontraron rieles del FFCC pero como estaban enterrados en la arena no los sacaron. Luego, cuando inician los cimientos del paredón y vuelven a aparecer, nosotros los sacamos y los dejamos en el patio”.

Grandes marejadas

Betty Sampedro, por su parte, recuerda comentarios de su abuela cuando vivió el momento de una  gran marejada. “Lo impresionante era que ella estaba adentro de la casa con mi mamá chiquita y mi abuelo en el negocio de Rawson”.

“Las olas rompían y ella escuchaba que de afuera le decían: Sra. Ud. está bien?”, prosigue el relato. Su nieta supone que era gente que había ido porque era un desastre lo que estaba pasando. La marea había crecido mucho y había mar de fondo”.  Esta historia concluye cuando todo se calmó y “mi abuela volvió a Rawson con la decisión de nunca más vivir frente al mar”.

Comidas y bailes

Imagen           Betty (foto) también recuerda los comentarios acerca de la laboriosidad de su abuela, “Ella traía canastos de mimbre llenos de empanadas para vender  cuando tenía La Cantina, que así se llamaba el primer restaurant y bar de Playa Unión. También se armaban unos bailes muy lindos con todas las familias de inmigrantes, galeses, españoles, portugueses, italianos, que de alguna manera se sentirían unidos y se entendían”.

El aporte de Sonia Laranga (foto) es de tiempos más recientes, al ubicar su relato en lo sucedido en 1992 cuando Playa Unión quedó aislada por el corte de la ruta por las intensas lluvias y las crecidas del río, obligando a implementar curiosas maniobras para Imagenel abastecimiento de productos y servicios.

Emergencias

“Puchero – Abelardo De la Vega – trasladaba tambores de nafta desde Rawson en camionetas”. El viaje se hacía por la margen opuesta del río. “Los pasaba a la lancha de Nicanof hacia el Puerto y Prefectura los traía hasta mi casa, que teníamos un garaje y allí Raúl Varela – mi marido – despachaba nafta para la Policía y quienes cuidaban las casas porque la mayoría nos habíamos ido a Rawson porque los chicos tenían que ir al colegio”.

“También le daba al Mini Hospital que tenían una ambulancia y a la gente que había quedado aquí. Se puede decir que fue la primera estación de servicio en Playa”.

Sonia y sus hijas Laura y Fernanda mencionan a la que fue la primera encuadernadora de libros. “Para Raúl siempre fue su oficio tanto en la provincia como en su casa. El Taller lo abrió en el año 1996 y lo cerró en el 2011”. No hubo nadie más que se dedicara a restaurar libros. Recuerdan que como primer elemento que usó para poder prensar sus libros estuvieron  rieles de FFCC y que todavía los conservan en su casa.

Anuncios

Acerca de La Luciérnaga Curiosa

Personajes, paisajes y hechos que han dejado huellas en este tiempo que me ha tocado vivir.
Esta entrada fue publicada en Rawson. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a 90 años de Playa Unión (04). NUEVOS RELATOS PARA ENRIQUECER LA HISTORIA DEL BALNEARIO

  1. denis dijo:

    muy interesante. Adelante

  2. Tapia paola dijo:

    Hola alguien sabe o tiene fotos de la primer enfermera de playa Unión. Creo que de apellido es senturion

  3. María Virginia Mirífico dijo:

    Playa Unión! Mi lugar en el mundo. Recuerdo que mi padre (Osvaldo Mirífico) me contaba cuando al poco tiempo de llegar desde Italia, viajaban en el tren desde Trelew a la Playa (descendían por el lado de las toninas) y los “tanos” llevaban una pala para hacer un gran pozo en la arena y así protegerse del viento. Enseguida se metían en el pozo y empezaban a comer. Mi padre me decía que pasaban los españoles y comentaban “estos tanos siempre comiendo”!!! Y se reía mi papi!!
    Qué lindos estos recuerdos!! No dejen de continuar con la idea!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s