Una historia familiar de más de cien años LA CASA DONDE FUNCIONÓ LA ESCUELA N° 1 ES PATRIMONIO DE RAWSON

ImagenNicolás Santoro y Juana Vergalito se casaron el 3 de enero de 1907 en Rawson. Su voluntad quedó documentada en un Libro de Matrimonios y está asentada en un acta firmada al pie por el R.P. Bernardo Vacchina. Los dos eran nativos de Italia y habían llegado a la pequeña capital del lejano Territorio del Chubut, como parte de la inmigración  de ese origen que había arribado por aquellos años a la Patagonia.

Nicolás falleció en 1957 y Juana en 1971. La pareja tuvo ocho hijos. Uno de ellos fue Atilio Nicolás, casado luego con Victoria Angélica Medina, descendiente de Gregorio Mayo por vía de su madre Francisca, casada con Isaac Medina.

Imagen

Esta historia, en la que también aparecen vínculos con otras familias como los Colángelo y los Laurini, gira en torno de una casa centenaria que todavía se conserva en el número 138 de la calle Luis Costa de Rawson, a escasos metros de la céntrica avenida Fontana. El protagonista actual es Carlos Atilio Santoro, hijo de Atilio Nicolás y Victoria y nieto de aquellos abuelos inmigrantes.

Carlos ha hecho recuperar en estos días el interés en esa vivienda a partir de una decisión del Concejo Deliberante de Rawson, vinculada con una etapa muy especial de esa centenaria construcción ligada directamente con los orígenes históricos de la capital provincial.

El edificio, por cuyo frente transita normalmente gran número de transeúntes capitalinos, ha sido incorporado al patrimonio histórico-cultural de la ciudad, porque en sus habitaciones y patios, donde actualmente viven descendientes de aquel matrimonio italiano, funcionó la primera escuela creada en la Colonia Chubut por el Estado Nacional en 1878.

Lucha permanente

Imagen             Carlos dialogó con RAWSON VISIÓN y contó los pormenores de este último itinerario con final feliz que enlaza a su familia con otras pioneras de la actual capital del Chubut. El logro es parte de una lucha personal que mantiene desde hace mucho tiempo por la preservación y la recuperación de la historia y de sus testimonios y que lo ha llevado a interesarse, defender e insistir hasta el cansancio por cuidar elementos de gran valor cultural ante el mismo gobernador de la provincia de un tiempo cercano, intendentes, concejales y otras autoridades.

Su descripción de la vivienda ahora protegida, avalada con documentación que indican los 25 por 50 metros como medidas del lote e imágenes familiares que exhibe con orgullo, fue tenida en cuenta a la hora de la decisión oficial.

“A la entrada está el típico zaguán. En los actuales dormitorios de la casa funcionaban la dirección y la sala de música con el piano. Después venía una galería con las aulas, en una extensión hasta un olivo grande que trajo mi abuelo de Italia, que todavía se mantiene y suministra aceitunas. También había una acacia, traída desde un terreno de mis bisabuelos, que se fue secando de a poco pero sus raíces han dado seis retoños como hijos, que hoy dan sus flores”, cuenta y se emociona.

Recuerdos de siempre

Sus recuerdos parten de sus conversaciones infantiles con los abuelos que le contaron acerca de una maestra que transitaba las aulas por aquellos años de la escuela N° 1 de Rawson, que funcionó también en la intersección de Conesa y Sarmiento, hasta llegar a su actual y definitiva sede de la calle Alejandro Maiz, donde fue transformada en Escuela Provincial N° 4. La gran inundación de fines del siglo XIX que afectó al Valle del Chubut, con la pérdida de importante documentación, revaloriza hoy los testimonios orales y escritos familiares sobre aquel pasado.

Maestra francesa

La maestra era Juana Canut, una francesa que casi es reembarcada hacia Buenos Aires a su llegada al puerto por su pronunciada juventud para el gobernador Luis Jorge Fontana. Juana integró el grupo de las primeras docentes nacionales llegadas a Rawson y fue pareja posterior de Florencio de Basaldúa, el vasco-argentino que residió y murió en las afueras de la capital territorial, a la que quiso y defendió como propia.

Imagen

El murmullo de los chicos de Rawson de hace muchas décadas atrás todavía parece escucharse en el patio de la casa de la familia Santoro y algunas huellas de tintas y tizas han quedado indelebles en las vivencias cotidianas de sus ocupantes actuales.

Carlos evoca con detalles minuciosos a  viejos pobladores, farolas y elementos varios ligados con su trabajo en el Correo de Rawson. En su memoria guarda imágenes de viejos árboles que embellecieron las calles y de casas antiguas de la ciudad que han pasado al olvido. Y con pequeñas batallas y actos de rescate procura preservar lo que está a su alcance.

Su última iniciativa ha terminado con éxito: una de las sedes de la primera escuela estatal en Chubut ha sido objeto de valorización patrimonial para la historia de Rawson.

“Del edificio se preserva en su conformación original la entrada, la sala de dirección, el salón de música, una galería y varias aulas, con sus aberturas de pinotea, las cabreadas del techo y paredes construidas con ladrillos de adobe”, señalan los fundamentos de la ordenanza que deberá ahora ser promulgada por el Poder Ejecutivo Municipal.

Otros veintiún sitios y construcciones están incluidos en un registro contemplado en la ordenanza general N° 4756 y esta última decisión es muy significativa para que la ciudad, a dos años de festejar los 150 años de su fundación, recupere parte su historia y sea apreciada en mayor medida por sus habitantes.

Anuncios

Acerca de La Luciérnaga Curiosa

Personajes, paisajes y hechos que han dejado huellas en este tiempo que me ha tocado vivir.
Esta entrada fue publicada en Italianos, Rawson. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s