GUMERSINDO SILVA: DE LA CAMPIÑA GALLEGA A RAWSON Y LA MESETA PATAGÓNICA

“Nací en una aldea de Galicia llamada Rebón de Arriba, que pertenece al ayuntamiento de Moraña, provincia de Pontevedra. Durante mi infancia vivía con mi madre, abuela y dos hermanos. Mi familia trabajaba en el campo y comía lo que producía”.

La historia de Gumersindo Silva tiene a ese escenario de la actual comunidad autónoma de Galicia y a esos recuerdos de sacrificio y necesidades como inicio hace más de ocho décadas. Por entonces eran inimaginables los hechos posteriores que lo llevarían a la lejana Patagonia y a una pequeña capital de provincia que lo recibió en 1956, tras una escala en la ciudad de Buenos Aires.

Reconocimiento en su pueblo natal en 2015.

Desde su actual residencia en esa misma capital chubutense, en la primera casa que construyó y en la que siempre mantuvo como propia, este gallego emprendedor y exitoso, que incursionó en diferentes actividades, tiene hoy palabras de reconocimiento: “Me considero vecino de Rawson y estoy muy agradecido al pueblo de esta ciudad y de la Patagonia en general, en donde recibí tanto apoyo en todos mis iniciativas”, afirma, sin olvidarse de dar también gracias “a la música, que fue la excusa para llegar a esta tierra”.

Personalidad destacada de la colectividad hispánica en 2017.

Su trayectoria tuvo recientemente un reconocimiento de gran significación. A propuesta del Centro Español Social y Mutual de Rawson, aprobada como parte de un conjunto de 37 nominaciones del resto de las provincias patagónicas, el 96° Congreso de la Federación Regional de Sociedades Españolas, celebrado en Carhué (Buenos Aires), le otorgó la distinción de “Personalidad Destacada” de esa colectividad, recibiendo el diploma respectivo durante un encuentro celebrado en la sede de la mencionada entidad capitalina.

Una vaca oportuna

Reencuentro con los integrantes de su primera agrupación musical en Galicia.

“El trabajo del campo no me gustaba. Así fue que convencí a mi madre para que me dejara ir a aprender música, pensando en una salida laboral. Ella, con mucho sacrificio, tomó una decisión. Vendió una vaca y ello permitió comprar el instrumento. A partir de ahí formé parte de la banda del ayuntamiento”.

Corrían entonces los años de mediados de la década del ’40 y un quinceañero Gumersindo se alejó de su pequeña aldea y se radicó en la capital Pontevedra. El objetivo era ingresar en una orquesta y aprender el oficio de zapatero. “A los 17 años puse la primera zapatería de compostura de calzado en aquella ciudad, pero después de siete años decidí emigrar a la Argentina”.

Recuerdo de su último viaje al pueblo natal en Galicia.

A esa tierra natal, retornó en varias oportunidades. A pesar del inevitable crecimiento y la transformación de las costumbres, su aldea natal, una de las nueve parroquias que integran el Municipio de Moraña, conserva las sencillas formas de vida y trabajo de su período de infancia. Hace dos años, sin embargo, se produjo una visita especial para responder a una invitación ineludible. El 21 de marzo de 2015 se cumplió el 70° aniversario de la Fundación de la Banda de Música Lira de Moraña, aquella primera agrupación que integró Gumersindo Silva. Allí se reencontró con algunos de sus compañeros de aquellos días y participó de un concierto con los antiguos y actuales músicos, en una emotiva experiencia que guarda como sus mejores recuerdos.

En Buenos Aires

 El viaje inaugural hacia la Argentina es evocado hoy con estas palabras: “Para emigrar en mis tiempos de muchacho teníamos que poseer “una carta de llamada” y yo tenía a mi padre en La Plata. No lo conocía prácticamente dado que emigró cuando yo tenía 5 años. Al llegar a Buenos Aires me incorporé a la orquesta de unos amigos. Tocábamos en la confitería “Cabildo”, ubicada en Corrientes y Esmeralda, de lunes a viernes. Los sábados lo hacíamos en “Sábado de Radio” y los domingos en fiestas del Centro Lucense, el Club Comunicaciones y el Centro de Almaceneros. También conseguí trabajo en Grimoldi, la fábrica de calzados”.

Otro imagen del reencuentro con los músicos de su pueblo natal.

Gumersindo reseña aquellos primeros hechos en tierras argentinas a partir de su llegada a Buenos Aires el 13 de noviembre de 1954. Dos años después, sin embargo, se produjo un cambio fundamental. “El 31 de agosto de 1956 me embarqué hacia la Patagonia. La decisión se dio cuando un día estábamos actuando en la confitería “Cabildo”. Se nos acercó un señor y nos ofreció venir a Chubut, dado que se iba a convertir en provincia y necesitaban conformar la Banda de Música de la Policía. De los diez integrantes de la orquesta, el único que acepté fui yo”.

Nuevamente al mar

“El buque que nos trasladó se llamaba “Le Mer”. Llegamos a Puerto Madryn el 15 de septiembre de 1956, a las 7 de la tarde, luego de quince días de viaje. Allí nos esperaba una camioneta de la Policía y nos llevaron a Rawson. Al llegar nos recibieron el Jefe de Policía y el gobernador a cargo, capitán Raúl Sidders. Chubut se hizo provincia recién un año después y el primer gobernador fue el Dr. Jorge Galina, en 1958”.

Gumersindo Silva (tercero a la derecha) con otros miembros del grupo Florida Jazz.

La reseña de Gumersindo Silva recuerda al respecto los primeros músicos llegados en aquella oportunidad. “Fuimos Salvador Baggieri (director), Cándido Alvarado, Rodolfo Buján, José Sanpedro, Aníbal Coria y yo. Luego fueron agregándose músicos hasta llegar a 35 integrantes. La Banda sonaba muy bien. Como residencia nos asignaron la antigua Cárcel de Mujeres. Allí estuvimos un año”.

La Madrileña

Gumersindo y su saxofón.

“A través de la música -agrega- tenía mucha relación con el colegio de curas y noté la carencia de un taller de compostura de calzado. Es por eso que alquilé un pequeño salón al Sr. Macías en la Calle Moreno y ahí empecé como zapatero. Con los curas trabajaba un señor haciendo la restauración de la iglesia y él fue quien le puso el nombre al local. Se llamó “La Madrileña”, dado que me regaló el cartel con ese nombre”.

“Al taller de compostura le empecé a agregar venta de calzado nuevo y la aceptación de la clientela creció tanto que compré un terreno. En diciembre de 1963 nos estábamos mudando al primer local propio. En 1966 adquiero tres espacios más haciéndome cargo de un concurso de acreedores de locales de venta de calzado en Trelew, Puerto Madryn y Gaiman”.

La primera sede de La Madrileña sobre la calle Yrigoyen en Rawson.

“A partir de ahí, sigue la expansión en Capital Federal con depósito y locales en Comodoro Rivadavia y Esquel (Chubut), Caleta Olivia y Río Gallegos (Santa Cruz), Tigre (Buenos Aires, Viedma (Río Negro) y hasta en Punta Arenas (Chile). En la actualidad se cuenta con 19 locales comerciales en toda la Patagonia”.

Otros emprendimientos

La actividad empresarial de Gumersindo Silva tomó con los años otros rumbos y, en su narración, menciona a Pelesur, un fábrica de curtido de pieles ovinas  en el parque industrial de Trelew, “que llegó a tener 435 empleados y exportaba productos terminados a EE.UU.” También incursionó en chacras y campos. “Con referencia a las primeras, hicimos trabajos de sembrado en la meseta con el asesoramiento del INTA, a través del ingeniero (Juan José) De Lillo. Con ello se demostró que, a pesar del aspecto de aridez, la tierra es muy buena para la producción. Necesita simplemente agua. En la primera siembra de avena y alfalfa causaba sensación venir por la ruta 25 y encontrarse con ese oasis verde”.

Socio fundador

Con “Coco” Conde y Raúl Piacenti, otros socios fundadores del Rotary Club de Rawson.

Gumersindo no olvida a “una importante casa de artículos de electricidad llamada “Satec” que tuvo en sociedad”, pero también dedica un importante espacio a sus recuerdos vinculados al plano social y deportivo de Rawson. “Fui socio fundador de la Cámara de Industria y Comercio, el Aeroclub, el Rotary Club y el Círculo Social. Participé también de la comisión directiva del Club Bigornia y, en Trelew, de la comisión directiva del Club Huracán”.

 

En el Aeroclub De Rawson (primero a la izquierda)

Aquellas instituciones signaron una dinámica y añorada etapa de la vida de Rawson, que parece muy lejana. Y esa marcada diferencia que se observa en la actualidad no ha permanecido ajena a las preocupaciones de Gumersindo Silva. “Duele un poco ver en estos días el estado de nuestra ciudad, pero no dejo de tener esperanzas de que retome aquella etapa de crecimiento”, dice hoy a los 86 años.

Publicación en el diario Jornada del 26 de marzo de 1966.

“Esta es mi pequeña historia”, afirma como colofón de la charla. Los pormenores de su trayectoria, sin embargo, desmienten tal calificación. La historia de Gumersindo Silva no tiene esa dimensión ni por aproximación. La rápida reseña, rica en acciones, proyectos y realizaciones, que hizo sobre su itinerario de vida, desde su Galicia natal a la lejana Patagonia, así lo certifican. El acompañamiento popular, hecho público recientemente por la propuesta del Centro Español de Rawson, avalan el reconocimiento y lo convierten en una personalidad destacada de toda la ciudad y la zona.

Publicado en Españoles, Rawson | Deja un comentario

MALVINAS. UNÁNIME Y ESPONTÁNEA ADHESIÓN ANTE SU RECUPERACIÓN. EL REGIONAL Nº 358 (Primera quincena abril de 1982 – Páginas 6 y 7)

 

12671762_1140929222585834_3358253824588537177_o

Dirigentes de agrupaciones políticas y autoridades provinciales conjugaron su apoyo a la actitud de las Fuerzas Armadas

La comunidad de Rawson no ha permanecido ajena al acontecer que vive el país desde el pasado 2 de abril, cuando las Fuerzas Armadas Argentinas, con el apoyo de toda la ciudadanía, recuperaron para la soberanía nacional las Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur.

 

Esa jornada, desde muy temprano y ante las primeras noticias sobre lo ocurrido, se vivió en la ciudad un clima muy especial por los acontecimientos que se desarrollaban en nuestro sur, siguiéndose atentamente las informaciones sobre los hechos.

Las autoridades provinciales, encabezadas por el contralmirante (RE) Niceto Echauri Ayerra, también se unieron a la alegría general que, como a lo largo y ancho del país, se manifestó en las calles con numerosas marchas de argentinos que portaban nuestra enseña nacional, en adhesión a la gesta de recuperación del archipiélago malvinense.

Frente al mástil principal de Rawson se concretó, a partir de las 12, un acto que congregó a autoridades provinciales, nacionales y municipales de la zona, magistrados del Poder Judicial, representantes de las Fuerzas Armadas y de seguridad, dirigentes políticos, delegaciones escolares, empleados y numerosos vecinos como asimismo representantes de diversas instituciones de bien público y de organizaciones locales.

 

12888632_1140928842585872_1893971836966343295_o

Las escuelas primarias de Rawson se unieron a la alegría popular

El acto dio comienzo con el izamiento del pabellón nacional por parte del gobernador Ayerra, el presidente del Superior Tribunal de Justicia, doctor Efraín Francisco Ranea y el intendente municipal de Rawson, doctor Antonio Zorrilla Sánchez. Desde el momento en que la bandera argentina comenzó a ser izada y hasta que llegó al tope del mástil, la concurrencia prorrumpió en permanentes salvas de aplauso.

 

Seguidamente la Banda de Música de la Policía de Chubut ejecutó el Himno Nacional, cuyas estrofas fueron coreadas con vibrante sentimiento por los presentes.

A su término se dio lectura al decreto de adhesión de la provincia del Chubut al hecho histórico y luego habló el gobernador Ayerra.

 

12888653_1140928752585881_6261830511099785762_o

Empleados de la Administración de Vialidad Provincial se unieron a los festejos por la restitución de las Islas Malvinas para el patrimonio nacional.

En su breve improvisación, el mandatario dijo: “El último intento del colonialismo de la Gran Bretaña sobre nuestro archipiélago de las Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur, ha finalizado”.

 

“Esta tierra criolla, hasta ahora irredenta, ya ha pasado a la sombra de nuestro pabellón celeste y blanco. La recibimos jubilosos como corresponde a nuestra emoción de argentinos. Demos gracias a Dios y a los hombres que con honor y coraje han hecho posible esta redención. Y ahora les pido, simplemente, pero con la voz fuerte y el corazón cálido que me acompañen en este ‘Viva la Patria’”.

 

12890907_1140928809252542_6991787362737169613_o

Gobernador Ayerra: “Recibimos jubilosos a la tierra criolla”.

Un fuerte, emocionado y patriótico ‘Viva’ se escuchó entonces en repuesta a la convocatoria del gobernador de la provincia.

 

Posteriormente, en el hall de la Casa de Gobierno, el contralmirante Ayerra expresó a requerimiento de los periodistas que “los argentinos nos unimos cuando las cosas son necesarias. Realmente -continuó- todos hemos vivido esta vigilia muy jubilosa. Ahora tenemos que afirmarla, no sólo continuando las operaciones militares, sino trabajando todos los días con nuestro esfuerzo, cada uno en su sector y haciendo que todas las bases de la producción aumenten, que es la forma de incrementar el bienestar”.

“La Nación está asegurada con la presencia de las fuerzas armadas y de seguridad. El resto del bien común sólo llega con el trabajo cotidiano”.

Luego se lo consultó sobre las conversaciones que había mantenido con dirigentes políticos antes del acto realizado. Consignó al respecto que “todos”, sin excepción, expresaron el apoyo como argentinos a la decisión del Gobierno de las Fuerzas Armadas, al que estarán siempre apoyando sin retaceos, como corresponde a argentinos de bien, en cualquier acción de este tipo, ya que lo único que hay detrás son  los colores celeste y blanco y el Himno Nacional”.

 

12719622_1140929199252503_8825105246099225563_o

El acto realizado en Rawson congregó a representantes de todos los sectores.

 

Publicado en Malvinas, Rawson | Deja un comentario

Cuatro años de labor en la capital provincial. ACOMPAÑAMIENTO FAMILIAR EN PRESENTACIÓN DE ACTIVIDADES ANUALES DE “RAWSON UNIDOS”

El Club Rawson Unidos inició sus actividades anuales con la presentación de su programación 2017, durante un acto realizado en la tarde del pasado jueves 9 de marzo en el Salón de Usos Múltiples del Complejo de Escuelas Especiales, ubicado en el sector norte de la capital provincial.


La presentación fue conducida por el profesor Matías Morón y contó con la participación de numerosas familias capitalinas, que acompañaron a los miembros de sus diferentes equipos.

Estuvo presente el concejal Federico González (izq), integrante también del grupo de padres, quien destacó “la confianza que despierta la institución por sus objetivos integradores y desarrolladores de la voluntad de los chicos para que sean mejores personas”. El edil capitalino agradeció la invitación a participar del acto y puso de relieve el esfuerzo de padres y docentes embarcados en el trabajo compartido.
El Club Rawson Unidos funciona desde hace cuatro años como asociación civil y se define como “un grupo de personas que busca generar un espacio diferente” en el que se resalten “los valores cristianos, familiares y del deporte” y se convierta en un ámbito de amistad y de respeto.

Disciplinas

La entidad posee 17 profesores para las distintas posibilidades programadas (vóley, fútbol y roller). Se confirmó que los días de entrenamiento para vóley serán Lunes, Miércoles y Viernes de 20 a 23 en el gimnasio de la Escuela N° 167, mientras que en Fútbol se prevén los días Lunes, Miércoles y Viernes de 18 a 19 horas para niños de 3 a 6 años y de 19 a 20 horas para niños de 7 a 12. Al respecto se anticipó que se aguarda la autorización correspondiente para el uso del gimnasio de la Escuela N° 47. El lugar y los horarios para Roller se confirmarán en los próximos días.

El lanzamiento comprendió la presentación de los distintos equipos con su nueva indumentaria y equipamiento de las disciplinas seleccionadas para 2017. con sus respectivos responsables. Al respecto se destacó la participación de Rawson Unidos en la liga conocida como Semillero del Valle de las categorías 2007 a 2011 de fútbol, junto a más de 30 equipos de Rawson, Trelew, Gaiman y Dolavon, obteniéndose el campeonato en tres de las mismas durante el año pasado.

Proyecto en marcha

El encuentro incluyó la presentación de la cartelería y planos vinculados con el proyecto de construcción de sus propias instalaciones en el Área 12, en cercanías de lo que se conoce como el Plan “Tierras para Todos”. En 20 días comenzará el trabajo de máquinas en el terreno de 4 hectáreas adjudicadas a la asociación civil por ordenanza municipal en octubre de 2015 y para el cual existe el compromiso de apoyo nacional y provincial.
“Estamos dando pasos importantes y aspiramos un inicio distinto de nuestras actividades anuales”, indicó Matías Morón, integrante de la conducción del club, quien subrayó también el aporte de Chubut Deportes para comprar elementos destinados a la práctica deportiva.

 

“No es un día más. Es un día que marca un antes y un después. Para nosotros es muy especial. Queremos que nuestro club sea una gran familia”, agregó.

 

 

 

Bendición

El pastor Horacio Cáceres fue invitado a realizar una bendición especial en el marco del comienzo de las actividades anuales, destacándose sin embargo la amplitud de la convocatoria deportiva al margen de la orientación religiosa.
Durante su alocución se puso de relieve la importancia de la práctica de distintas disciplinas. “Para nosotros el acompañamiento espiritual es de gran importancia”, sostuvo Cáceres, quien valoró la seriedad de las expectativas del Club Rawson Unidos para el presente año, confiando en su futura transformación en un semillero de importantes deportistas. “Hay muchos sueños para el crecimiento y la expansión. Este club no busca nada externo. Busca el bienestar de la familia”, expresó el pastor.

Publicado en Rawson | Deja un comentario

MARTIN ECHEGARAY DAVIES: El jagüelero que dio la vuelta al Chubut en 110 días.

 

martin-8-copia

Partida el 14 de agosto de 2016 desde Rawson

Martín Esteban Echegaray Davies culminó su caminata de 110 días que lo llevó a transitar el itinerario histórico realizado hace más de 130 años por el coronel Luis Jorge Fontana, primer gobernador del Territorio del Chubut, con su cuerpo de rifleros conformado principalmente por galeses de la colonia fundada en 1865 en esta zona de la Patagonia Argentina.
 “Todos fueron buenos momentos. La gente se acercó, me acompañó y ofreció su ayuda en todo el recorrido. Me sorprendió la cantidad de gente tan buena que se interesó por mis necesidades. Y hasta descubrí  a alguien que lo quiere repetir de la misma manera. Un chico de cinco a seis años, de Cerro Cóndor, ya me adelantó que el año que viene seguirá mis pasos”.

m-e-1

En la Ruta Provincial N° 7

La pequeña historia es una de las incontables anécdotas recogidas durante la travesía que narró a su llegada a la Capilla Berwyn de Rawson, testimonio histórico del origen galés de la capital del Chubut, que lo recibió en la soleada mañana del pasado 1° de febrero en medio de abrazos, aplausos y felicitaciones de familiares, amigos y allegados. Allí saboreó también el primer mate del recibimiento, como testimonio indispensable de la especial jornada.
 Martin, conocido como “Kuky”,  había salido también de Rawson el 14 de octubre de 2016 desde proximidades del Puente del Poeta  y ajustó totalmente su marcha a las fechas consignadas por el mismo Luis Jorge Fontana en su libro “Viaje de exploración en la Patagonia Austral”  donde quedaron reseñados los detalles de la expedición realizada por los Rifleros a caballo durante tres meses y medio en los finales de 1885 y los iniciales de 1886.

Antecedentes

m-e-11

Ingreso a la Capilla Berwyn de Rawson

Descendiente de los primeros colonos galeses llegados al Chubut, el caminante reconoció que el principal empuje a su iniciativa es el gusto por la historia, principalmente de sus ancestros. En 2015 participó de otra marcha, organizada en homenaje al 150° aniversario de la llegada del contingente inaugural del velero “Mimosa”, que repitió el trayecto de los viajeros entre Bahía Nueva y el Valle del Chubut para desembocar entonces en la fundación de Rawson. Posteriormente tuvo una experiencia fallida cuando intentó sumarse a pie a la marcha de los jinetes del grupo Los Orejanos del Valle que realizaron ese mismo año una cabalgata de la primera etapa del mismo viaje.
 El esfuerzo demandó ahora una caminata estimada como mínimo en  2152 kilómetros (430 leguas) y tuvo como acompañante ineludible a lo que se identificó un “carricatre” de creación propia, un móvil de fácil  maniobra y ornamentado con las banderas argentina y galesa, que armó en base a un viejo catre de campaña. “Una sola rueda aguantó todo el trayecto”, contó el caminante a poco de llegar, valorando la función cumplida por el pequeño carruaje, con un total de 110 kilogramos, que le permitió contar con agua, comida, elementos para cocinar, ropa y abrigo, y reemplazar la pesada mochila del primer proyecto.

Botines simbólicos
m-e-5

El primer mate a su llegada

 Otros elementos que despertaron la admiración entre quienes lo recibieron en Rawson fueron los trajinados botines de punta de hierro, con notorias evidencias del esfuerzo cumplido y que utilizó en la casi totalidad de la caminata. El mayor tramo efectuado  en forma continua, “sin parar ni grandes descansos”, fue de 17 días y, en términos generales, la marcha cubría 40 kilómetros diarios en camino pavimentado y 30 en el resto. “No sentí mayormente cansancio. Sólo cuando tenía viento de frente notaba el mayor esfuerzo”, señaló y, al respecto, recordó especialmente las dificultades del tramo entre Alto Río Senguer y el Lago Fontana, en el sudoeste chubutense, donde recibió el nuevo año, al igual que Fontana y sus rifleros en el siglo XIX. “Se trata de 51 kilómetros y estuve dos días y medio caminando en contra de una fuerte correntada”, agregó, recordando también el uso de otro par de zapatillas para descansar y utilizar en los trayectos más livianos.
 

m-e-7

Amigos y familiares a su arribo

Al rememorar aquellos momentos, Martín se acordó también de una prima cuando, entre risas, le preguntó si “nadie le había dicho todavía que estaba medio loco” cuando se enteró de su proyecto. El caminante reside hoy en el barrio Sarmiento de Trelew y se ofrece para contar su experiencia de vida. Ya ha recibido invitaciones de algunas escuelas del Valle. Su oficio inicial de “jagüelero” (“arreglo molinos, hago pozos, coloco alambrados”) se ha ido modificado con el tiempo hasta transformarse en el rubro “Mantenimiento de Viviendas”.

Etapas
mapa

Claudio D. Manzonillo resumió el itinerario del caminante

Martín programó su marcha en tres etapas. La primera unió las localidades del Valle Inferior del río Chubut con el Valle 16 de Octubre, en la zona cordillerana, pasando primero por Las Plumas y Los Altares sobre la ruta nacional 25. Antes de Paso de Indios siguió los pasos originales de Fontana y sus rifleros por la actual ruta 12, tocando Cerro Cóndor, Paso del Sapo, Piedra Parada, Gualjaina y Arroyo Pescado hasta encontrar la ruta nacional 40.
 Desde allí enfiló hasta la Escuela N° 18 de río Corintos, ámbito de la histórica decisión de los galeses de permanecer como parte de la República Argentina en 1902. Participó del tradicional homenaje que se realizó anualmente el 25 de noviembre en Trevelin y transitó por Sierra Colorada, Lago Rosario, Corcovado, Tecka y Gobernador Costa.

Expedición Fontana. El mapa de hace 131 años.

Expedición Fontana. El mapa de hace 131 años.

La segunda etapa lo condujo a la localidad de Alto Río Senguer, desde donde caminó hasta las nacientes del río del mismo nombre en el lago bautizado con el nombre de Fontana el 1° de enero de 1886. La caminata incluyó luego Río Mayo y Sarmiento. En esta última localidad comenzó la etapa final al unirla con la ruta nacional 3 en Uzcudún. Desde allí se dirigió por la ruta al Dique Ameghino hasta nuevamente acceder al Valle Inferior del río Chubut y culminar en Rawson al igual que los Rifleros del gobernador Fontana.

m-e-14

Cálido recibimiento en Rawson.

En la capital del Chubut lo recibieron familiares, amigos y allegados. También estuvieron representantes de la Asociación San David de Trelew y de la Comisión de Amigos de la Cultura Galesa de Rawson con quienes compartió las principales vivencias de su exitosa travesía. Entre los asistentes estuvo también Ruth Arévalo, mujer que realizó en 2015, junto a otros cuatro jinetes, la marcha a caballo de los Orejanos del Valle. Un emocionado Martín Echegaray Davies recibió el homenaje en reconocimiento a su esfuerzo. Innumerables rostros, paisajes, encuentros e intercambios humanos de este último período han pasado a formar parte  de una experiencia única. Ahora vendrá el tiempo de ordenamiento de estos recuerdos, imágenes y anécdotas, acumuladas durante inolvidables tres meses y medio de su vida.

(Publicado en Suplemento Zonal del Valle – Diario EL CHUBUT – 8 de febrero de 2017)
Publicado en Chubut, Galeses, Personajes | Deja un comentario

QUEMUENSES EN LA RUTA LIBERTADORA DE SAN MARTIN. Un recuerdo de hace doce años.

cruce-de-los-andes-3Seis quemuenses realizaron hace doce años, entre el 10 y el 16 de enero de 2005, el Cruce de los Andes a lomo de mula. Fue junto a otros 150 argentinos que se sumaron a la iniciativa de la Asociación Sanmartiniana – Cuna de la Bandera de Rosario en homenaje al hecho histórico protagonizado por el General José de San Martín y sus soldados libertadores en 1817. Héctor Gambarini, Marcelo, Martín y Clara Albizu, Ariel Ramos y Pablo Urcola representaron al Centro Gaucho “Fortín Pampa” de Quemú Quemú. Sus vivencias quedaron reflejadas en el diario La Reforma de General Pico, edición del domingo 6 de febrero. En estos días en los que se recuerda el bicentenario de aquella proeza sanmartiniana me pareció bueno también recordar, con admiración, esta realización de gente de nuestro pueblo. Acá va el texto completo de la nota periodística con las imágenes fotográficas correspondientes de aquel séptimo cruce andino.

Un grupo de quemuenses. EL CRUCE DE LOS ANDES
cruce-de-los-andes-1En la vecina localidad de Quemú Quemú un grupo de intrépidos vecinos vivió una experiencia inédita: cruzaron los Andes a mula. Héctor Gambarini, presidente del Centro Gaucho “Fortín Pampa” y uno de los osados viajeros, nos relataba así sus peripecias.
Nosotros todo los años, hacemos y organizamos desde el “Fortín Pampa” una cabalgata en el mes de agosto. Hace dos años que veníamos averiguando las posibilidades de realizar este viaje histórico que prepara la Asociación Sanmartiniana – Cuna de la Bandera, en Rosario pero los cupos son limitados.
Luego de hablar con los organizadores y contarles un poco de dónde éramos, que sabíamos cabalgar y teníamos cierta experiencia en convivir con la naturaleza, tuvimos la oportunidad.
Viajamos seis personas de La Pampa, Marcelo, Martín y Clara Albizu, Ariel Ramos, Pablo Urcola y yo. El viaje duró desde el lunes 10 de enero hasta el domingo 16 y fue una experiencia muy linda, pero no para que la puedan realizar a lo mejor una institución particular o agencia de turismo, porque se requiere mucho apoyo de parte del Ejército y Gendarmería.
El grupo que subió por los Andes fue de 150 civiles, más 15 ó 16 suboficiales del Regimiento que apoyaba a los expedicionarios y todo un equipo de apoyo al Regimiento que consistía, en ambulancias enfermeros, cocineros, herradores para las mulas, etc. Dentro del grupo de expedicionarios, como ellos nos llaman, iban 50 damas y el resto todos hombres y algunos jóvenes.

El viaje

Llegamos el lunes a las 7.30 de la mañana al punto de largada en El Plumerillo, lugar histórico donde San Martín formó su ejército. Después de una clase de historia y algunos actos en homenaje al General San Martín, partimos hacia la estancia “Canota” donde se encontraban todas las mulas del Regimiento.
Almorzamos allí y por la tarde nos instruyeron sobre el ensillado y manejo de las mulas. Al día siguiente, a las 6 de la mañana, todo el mundo en movimiento para partir.
escaner_20161001-3La subida se hace todo en mula. Se utiliza este animal porque de otra manera sería imposible cabalgar por allí, los caminos son todos en senda, piedras y partes de cornisa.
No se puede transitar con vehículos, entonces los que venían de apoyo, marchaban a la par nuestra pero por la ruta y nos esperaban en determinados lugares donde teníamos que acampar.
Las horas de marcha eran entre 7 y 9 por día, todo a tranco por supuesto, no había lugar para galopar ni nada. Se viajaba siempre de día, muy temprano se tocaba diana para que se levantara la gente y después, por lo general había misa, porque nos acompañaban en el viaje dos sacerdotes.
La rutina  decía, una pequeña clase de historia con todo el legado del General San Martín y para conocer un poco por los lugares por donde habían pasado con su ejército. Después el desayuno, ensillar y salir. Se viajaba más o menos 3 horas a la mañana, se paraba a almorzar y luego se continuaba a la tarde hasta llegar al lugar de destino para acampar.
El primer día se hizo noche a la intemperie en “Agua de las Cuevas”, arribando al día siguiente al Regimiento de Uspallata. Después se continuó el viaje por la parte del “Paramillo”, que es una parte muy linda y muy pintoresca, pero también peligrosa para los que no estamos acostumbrados a andar por esos lugares.
Para ello, las cabalgaduras que teníamos eran muy baqueanas y muy prácticas para andar por esos senderos sin miedo de sufrir algún inconveniente.
Al día siguiente, llegamos a “Punta de Vaca” y “Polvareda”, la estación de ferrocarril trasandino que se encuentra abandonada, ahí también hicimos noche. Los otros puntos que tocamos fueron “Puente del Inca”, “Las Cuevas” y la ascensión al “Cristo Redentor”. Llegamos allí a las 3 de la tarde del domingo, con un viento y un frío insoportable, pero inolvidable.
Hubo un acto y bajamos nuevamente hasta “Las Cuevas” en mula, donde entregamos todas las cabalgaduras y el ejército se encargó de los animales. Al anochecer regresamos al Regimiento de Uspallata.
Con respecto al clima, se durmió tres noches a la intemperie. Una noche con un poco de llovizna pero que no molestó para nada. Los espectáculos que vimos de montañas, el Aconcagua y el Cerro Tupungato con nieve en las cumbres, en una maravilla. Te digo que la única manera de poder apreciar esos paisajes es a tranco de mula, aunque sea bastante incómodo y cansador.
El Cristo Redentor se encuentra a 4.300 metros sobre el nivel del mar y se siente un poco la falta de aire, cansancio, no podés hacer muchos esfuerzos pero con el transcurrir de los días te vas adaptando.

La organización

escaner_20161001-bisEste recorrido, el mismo que realizó el General San Martín por los Andes, se lleva a cabo todos los años y en el mes de enero. Este fue el séptimo. La gente se concentró toda en una sola columna y fuimos por el lado de Uspallata.
La columna estaba dividida en 16 grupos y cada uno tenía un jefe y un suboficial a cargo. Ellos se encargaban de ayudar a ensillar a las damas que no sabían, o paraban a mitad de camino para prestar una cincha para poder seguir.
Todo estaba muy bien organizado, la gente es muy preparada. Nosotros solamente para viajar llevábamos la mula, la ropa puesta y una alforja donde nos ponían la vianda para el mediodía y algún medicamento, lo más necesario para el día. El resto del equipaje, los bolsos y las mudas de dormir, los llevaba el camión del Regimiento. Era una locura ver como todas las noches se descargaban y a la mañana siguiente se volvían a subir, los bolsos de 150 personas que viajaban, más la gente que venía con nosotros de apoyo.
Las comidas las preparaba el Regimiento. Al mediodía eran siempre meriendas frías pero a la noche con un grupo de cocineros que viajaban con nosotros teníamos un menú muy variado como guisos, pollo con arroz, hamburguesas, choripanes, una noche hubo un asado muy bueno, empanadas y tartas de verdura. Bien atendidos.
Todas las noches, además practicábamos el tradicional fogón hasta altas horas de la noche. En todo el grupo siempre hay un guitarrero y es una manera de compartir y conocerse entre todos. Cuando llegamos a “Agua de las Cuevas” fue impresionando ver el cielo, durmiendo a la intemperie, alrededor del fogón y con las estrellas que brillaban, te daban la sensación de poder tocarlas.

Las curiosidades

No es lo mismo andar en un caballo que en una mula y esto que estábamos acostumbrados a cabalgar. Para la gente que está acostumbrada a andar en caballo es mucho más cansador andar a tranco todo el día. Nosotros, sin saberlo, llevamos nuestros recados y los utilizamos también para armar las camas sobre ellos, y eso nos resultó mucho más fácil. De cualquier manera las monturas son las que usa normalmente el Ejército.
Hubo gente inexperta que sufrió bastante, algunos cabalgaron un día y otro no, y se trasladaban en los vehículos. Algunos por los golpes que sufrieron o porque no soportaban tantas horas de marcha. Pero el último día que arribamos al Cristo Redentor, todos llegamos montados.
Éramos los únicos que viajamos de La Pampa pero había de todas partes del país, como de Comodoro Rivadavia, Puerto Madryn, Salta, Entre Ríos y del Gran Buenos Aires. Había un colectivo completo de Avellaneda, Florencio Varela, Brandsen, y de Rosario.
Entre los integrantes del grupo de expedicionarios había varios veteranos de guerra de Malvinas, don helicopteristas, un mecánico de avión y el teniente coronel Víctor Hugo Rodríguez, que estaba a cargo de la columna. Un día, además de las clases de historia, nos hablaron sobre los episodios de la guerra, lo que les había tocado vivir y fue algo muy interesante para todos, porque ahí comprendimos la inexperiencia y la improvisación que viajaron.
Cuando llegamos al puente de “Picheuta” nos ofrecieron un reconstrucción de la batalla, la primera que tuvieron los soldados, muy bien representada y fue una sorpresa. Cuando paramos a almorzar nos encontramos con los preparativos, los granaderos y los soldados del otro lado, fue muy lindo.
Anécdotas, por supuesto las caídas, que hubo varias y quedan en el recuerdo por las cargadas de los muchachos.
(Diario LA REFORMA – EL Zonal. Domingo 6 de febrero de 2.005)

Publicado en Quemú Quemú | Deja un comentario

DE RAWSON A GALES: EL SUEÑO CUMPLIDO DE PATRICIA LORENZO HARRIS

mountain-ash-1Thomas y Sarah Harris abandonaron su pueblo galés en 1865 y se sumaron al grupo de viajeros que partió hacia la Patagonia a bordo del velero “Mimosa”. El desembarco se produjo en Bahía Nueva el 28 de Julio de aquel año e, inmediatamente, comenzó la marcha de todos en búsqueda de agua hacia las orillas del río Chubut. El matrimonio tenía ya cuatro hijos y entre ellos estaba Daniel, con sólo cuatro meses, el más pequeño del contingente.
Thomas Harris firmó el 15 de septiembre de 1865 el acta fundacional de Trerawson y, con el paso del tiempo, sumó otros cinco hijos con Sarah en la Colonia Chubut. El pueblo natal  de Aberpennar, actual Mountain Ash, se convirtió poco a poco en un recuerdo lejano. Las urgencias cotidianas, la lucha por la supervivencia y los reclamos de la tierra desconocida sepultaron rápidamente las nostalgias por el sur del país de Gales. Ahora estaban en otro sur, con otros desafíos.
El pequeño Daniel creció y formó también su propia familia, al igual que sus otros hermanos Harris. Se casó con Mary Harri y tuvo diez hijos. Su muerte en 1950 lo transformó en el último de los sobrevivientes entre los pasajeros del viaje inaugural del Mimosa.
mountain-ash-2A más de 151 años de aquel traslado de 12.500 kilómetros, el itinerario volvió a ser recorrido. La diferencia estuvo en que fue a la inversa, desde la Patagonia a Gales, y significó alcanzar un sueño largamente acariciado por su protagonista, descendiente directa de aquellos pioneros que alimentó desde pequeña esa aspiración por conocer la tierra de su tatarabuelo Thomas y su bisabuelo Daniel.
El deseo permaneció en  Patricia Lorenzo Harris y tuvo un inspirador principal, su abuelo Weston, uno de los diez hijos de Daniel, que hizo crecer día a día el interés de su nieta con los relatos de sus vivencias familiares y la introdujo en el gusto por la particular historia de los galeses en la Patagonia. Y en uno de aquellos interminables diálogos, el abuelo se sorprendió por la decisión de la chiquita que, a pesar de su corta edad, anticipó entonces su voluntad de conocer algún día el pueblo de Aberpennar.
Weston se había casado con Rosalía Steinkamps. De este último matrimonio nació Eduina, quien se casó con Héctor Lorenzo y con el fueron padres de Patricia y sus hermanos Carlos y Mirta.

liverpool-8El cumplimiento del sueño infantil  no fue fácil pero al final se logró y en los primeros días del pasado mes de noviembre, Patricia Lorenzo Harris llegó a Gales como parte principal de un periplo que incluyó otros países de Europa.
“Fue una experiencia inigualable. Mirar al fin aquellos paisajes imaginados desde pequeña, percibir los olores de siempre, tocar piedras eternas, recibir el cariño de gente emocionada, guardar hojas de añosos árboles, fueron sensaciones únicas”, contó Patricia a su retorno al Chubut, durante una extensa entrevista en su casa en Rawson para el suplemento “El Zonal del Valle”.
mountain-ash-3La viajera registró vivencias, imágenes y testimonios de todo tipo pero no dudó al ser interrogada acerca del  hecho de mayor intensidad emocional durante su permanencia en Gales: “Fue inevitable el quiebre y las lágrimas al escuchar el canto de un coro masculino numerosísimo con las estrofas el Himno Nacional Argentino. Fue algo inesperado, que me golpeó fuerte al igual que a mi compañera de viaje Marisa Conde”, señaló Patricia sobre aquel sensible momento. La agrupación coral de la sorpresa se encontraba próxima a presentarse en el último partido de rugby que enfrentó al seleccionado de Gales con el equipo de Los Pumas en Cardiff.

Ciudad hermana

ffestiniog-1La permanencia en Gales tuvo otras instancias importantes, definidas como “otros sueños”,  al margen de la especial motivación de conocer el pueblo natal de sus ancestros galeses. Patricia forma parte del empeñoso grupo de la Comisión de Amigos de la Cultura Galesa de Rawson que se formó en vísperas del sesquicentenario de la ciudad y trabaja por rescatar y valorizar el origen galés del primer pueblo estable que se fundó en 1865.
En tal carácter llevó el saludo de las autoridades municipales de Rawson y diferentes presentes a sus similares de Blaenau Ffestiniog, pequeña ciudad del condado de Gwynedd , en el norte de Gales, de donde eran oriundos diez viajeros del velero “Mimosa”. Con dicha ciudad reconocida históricamente por sus explotaciones de pizarra, se formalizó el hermanamiento oficial el 2 de Junio de 2015 como parte de los festejos por los 150 años de la fundación de la capital del Chubut.
Patricia fue recibida por la consejera Annwen Daniels del Ayuntamiento  de Blaenau ffestiniog-4Ffestiniog y tuvo la oportunidad de conocer sectores  emblemáticos de la ciudad como el histórico y tradicional servicio ferroviario, las llamadas cavernas de la explotación de pizarra y el espacio urbano identificado como Plaza de Rawson, inaugurada el año pasado en homenaje a la ciudad hermana de la Patagonia.

De Rawson a Gales

ffestiniog-3Una especial intervención vivió también en Ysgol Maenofferen (Escuela Piedra de la Misa) donde entregó a sus alumnos y docentes el producto de otros chicos de Rawson con los que compartieron un proyecto denominando “De Rawson a Gales”.
“El año pasado y dentro del marco del Sesquicentenario de Rawson fui invitada por la maestra María Inés Prieto a dar una charla sobre la fundación de Rawson a los niños de cuarto grado de la Escuela N° 178 “Suyai Hue (Lugar de esperanza)”. Este año con motivo de mi viaje surgió el proyecto “De Rawson a Gales” que consistió en el armado de una carpeta con datos históricos y turísticos de la provincia y específicamente de Rawson con destino a niños de la misma edad de la localidad de Ffestiniog”, recordó Patricia.
ffestiniog-6“Durante el ciclo lectivo 2016 trabajamos en conjunto con María Inés y los escolares para que conocieran los lugares que nos unen a Gales, nuestros orígenes fundacionales y nuestra historia y cada uno de los alumnos preparó artesanalmente cada tema de interés con sus propias historias de vida. Concluido el trabajo, lo retiré de la escuela y me acompañó en toda mi ruta hasta la localidad de Ffestiniog”, agregó.
“La misma fue entregada a la maestra y escolares del establecimiento, oportunidad en que les informé sobre el proyecto y la intención de generar acciones que ayuden a fortalecer el hermanamiento desde nuestros niños, con la confección de una carpeta similar con destino a los escolares de la Escuela N° 178 de Rawson”.
ffestiniog-7“El mismo causó sumo interés en el director, maestra y alumnos del establecimiento y se comprometieron a concluir una carpeta de las mismas características, que será entregada a Maia Jones, una joven galesa nos visitará en marzo de 2017 para concretar un proyecto por el que fue becada por Ffestiniog el año pasado. Fue muy emotivo concretar la primera etapa del proyecto, ahora queda esperar a Marzo de 2017 para finalizarlo”, se entusiasmó Patricia.

Liverpool

liverpool-1La visita al puerto de Liverpool y al monumento recordatorio inaugurado en el lugar a fines de mayo de 2015, en coincidencia con el 150° aniversario de la partida del velero “Mimosa” hacia su destino patagónico, fue otra etapa obligada de un itinerario que aguarda aún un ordenamiento definitivo de emociones y recuerdos materiales por parte de su protagonista.
La permanencia de Patricia Lorenzo Harris por los paisajes soñados desde su infancia no pasó inadvertida para aquella comunidad. Distintos medios periodísticos registraron sus actividades y motivaciones. “Visitantes patagónicos llegan a la ciudad gemela de su patria” tituló Caernarfon and Denbigh Herald mientras Cambrian News  sintetizó con la frase “Pueblo restablece antiguo vínculo con patagónicos” y en Noticias BBC Norte de Gales se leyó “Visita de descendientes de la Patagonia a Blaenau Ffestiniog”.
ffestiniog-2El demorado sueño fue cumplido. Y a la hora de agradecer la lista es extensa y “seguramente habrá inevitables olvidos”, dijo Patricia en la parte final de su diálogo con “El Zonal del Valle”.  “Sin embargo no puedo dejar de nombrar a mi hermano Carlos por su hermoso regalo de hace muchos años que recién ahora se concretó, a mi amiga Marisa por su experiencia en el difícil armado de itinerarios, pasajes y posibilidades  y a Rory Francis y su familia que nos recibieron en Ffestiniog, nos contactaron y nos condujeron en Gales con una amistad única y una hospitalidad elogiable. A todos muchas gracias”.

(Publicado en suplemento Zonal del Valle – Diario El Chubut del 18 de enero de 2017)

Publicado en Galeses, Rawson | Deja un comentario

Historias de un pueblo “sin asfalto” y en el que “se conocían todos”  POROTA: LA HIJA DEL COMISARIO QUE CASI CAE PRESA POR ALBOROTAR LOS CORSOS

 

porota-bru-5

“Porota” Bru

Alguna vez la quisieron llevar presa a la comisaria. Fue en unos corsos en los que, irreconocible, participaba disfrazada de incógnito por los calles de Rawson. Sus amigas de juventud la habían convertido en un mamarracho andante  y, con un pequeño bastón en la mano, decidieron lanzarla a consideración de la gente. Los pibes la rodearon de inmediato y, mediante tirones de la ropa y corridas, trataron enseguida de descubrir su verdadera identidad.

 

El alboroto fue creciendo e, inevitablemente, despertó el celo vigilante del personal policial que actuaba aquella noche. Aniceto Iralde, uno de los agentes, decidió conducirla entonces a la comisaria del pueblo ante las amenazas de golpes que, con el pequeño bastón, la disfrazada desconocida parecía responder a los chicos bulliciosos.

El edificio de la comisaria, en el que se custodiaba a presos llegados de todo el Chubut, quedaba junto al río, muy próximo al viejo puente, donde actualmente funciona el Museo Policial. Y allí también vivía la chica, disfrazada aquella movida noche de carnaval, con su familia. La razón era muy simple: se trataba de la hija del comisario y, tal condición, hacía casi inverosímil, a los ojos del resto de la gente, que se animara a protagonizar tan ruidoso como inesperado espectáculo de carnaval.

En el camino, en la esquina de Luis Costa y Sarmiento, donde funcionaba el Banco de la Nación, sin embargo, el procedimiento se detuvo. Fue cuando María Nélida, la hija del comisario Anselmo Solussoglia, informó su verdadera identidad al policía interviniente. El azorado agente tragó saliva, ensayó rápidamente una disculpa y, de inmediato, dispuso la libertad de la disfrazada desconocida.

Tiempo de silbatos

El hecho ocurrió hace más de sesenta años y María Nélida se ríe hoy de aquel episodio de un tiempo en el que a su papá le decían “El Tata” y formaba parte de “la gloriosa policía del Territorio Nacional del Chubut”, de rondas nocturnas con silbato, la misma institución de la que formó parte también su marido Juan Luis Bru. Y por este apellido, seguramente, es más conocida por la gente en general, en particular si se le agrega el sobrenombre con el que se identifica para todos.

 

 

porota-bru-3

Porota con Omar Morón y Toribio González en su casa

“Porota” Bru, aquella jovencita disfrazada que casi termina presa a su propia casa, vive hoy en la calle Conesa, entre las avenidas San Martín y Sarmiento, rodeada por sus vecinos de siempre: las familias Rocamora, Santoro, Coronel, entre otras conocidas. Y en esa casa desgranó sus recuerdos de un Rawson en el que “se conocían todos”, muy diferente al actual, al que describió como “muy cambiado”. Lo hizo durante una edición especial del programa “Ecos de mi pueblo”, una producción con más de doscientas salidas, que se escucha  todos los sábados, entre las 8 y las 10, por FM Bahía Engaño.

 

 

El conductor Omar Morón, un batallador por el rescate y difusión de las historias de viejos pobladores, con el apoyo permanente de su colaborador Toribio González, se hizo presentes en la casa de “Porota”, quien una mañana de sábado recibió de esa manera el saludo de sus amigos y memoró sus recuerdos de vida, compartiendo mates, pastelitos y tortas con sus interlocutores.

El recuerdo de las monjas

“Porota” llegó a la capital del Territorio Nacional del Chubut, un pequeño pueblo sin asfalto en el que llovía mucho, en enero de 1947. Su padre, policía territoriano, había recibido ese  nuevo destino el año anterior  y la condujo, con el resto de la familia, a ese lugar lejanísimo, “al que nunca había soñado venir” según su imaginación infantil, a pesar de su nacimiento en Zapala (Neuquén).

Su formación escolar la había recibido como pupila de un colegio de monjas alemanas que funcionaba en Villa Devoto (Buenos Aires). “Allí recibí una educación de la que no estoy arrepentida, por su amplitud e importancia y a pesar su rigurosidad”, considera hoy.

Con esa formación y el recuerdo de compañeras que “nunca más pude ver”, llegó a Rawson y muy pronto comenzó con sus nuevas amistades y su participación en las escasas actividades sociales de aquellos tiempos.

Vuelta del perro

“Mis amigas más cercanas fueron las chicas de Terraza y de Lodeiro. Con mi hermana mayor (actualmente vive en Estados Unidos) hacíamos durante las tardes lo que se llama ‘la vuelta del perro’ en Rawson, alrededor de la Casa de los Gobernadores, donde tocaba la Banda de Música de la Policía”.

“También íbamos al cine Roselli y a muy pocos bailes, además de ir a la iglesia. Recuerdo al párroco de entonces, Miguel Salvo, y a otro sacerdote que nos sacaba fotografías”, mencionando así a Mario Brizzola.

Tras su casamiento fue a vivir a la casa de sus suegros, en la calle Sarmiento. “Cerca pasaba el tren”. Con los años se mudó a la vivienda de la calle Conesa, donde hoy atesora recuerdos y distintos testimonios de sus 85 años de vida, con el acompañamiento de hijas y nietos y la visita periódica de su hermano, el “Negro” Solussoglia, que reside en Playa Unión.

 

poro11

Recordados empleados de la Casa de Gobierno. Entre ellos Porota (primera a la derecha)

El 30 de diciembre próximo cumplirá años. “Porota” Bru desempeñó una recordada tarea como empleada pública en la Casa de Gobierno, en los últimos años en la Escribanía General de Gobierno. Alguna vez la quisieron llevar presa a la comisaría de Rawson. La historia, con final feliz, forma parte de sus mejores recuerdos, además de innumerables presentes, papeles y pequeños elementos que la rodean en su casa de siempre de la calle Conesa.

 

El programa radial “Ecos de mi Pueblo” la considera y la identifica como “su alma mater”. Fue la primera en llamar por teléfono al momento de iniciarse la edición inaugural hace más de doscientas semanas. La cantidad de comunicaciones con saludos y felicitaciones de otros oyentes ratificaron esa decisión del conductor Omar Morón. (Publicado en semanario RAWSON VISIÓN – Noviembre de 2015)

 

Publicado en Personajes, Rawson | Deja un comentario